Desde muy chico comenzó en el mundo de las startups y hoy es un referente en el mercado emprendedor que, además de ocupar el cargo de Chief Innovator en Grupo 42, tiene una columna de Tecnología en el programa radial “Basta de Todo” y es Co-Fundador del Partido de la Red, una agrupación política que propone mejorar la democracia a partir del uso de internet. Señoras y señores, con ustedes, Santiago Siri, un geek nato y tweetstar que evangeliza los medios sobre las virtudes de la tecnología y propone hackear a la política.

-Si tuvieras que elegir a los tres referentes de startups más genios del mundo, ¿a quiénes destacarías?

-Es muy difícil elegir tres porque, por suerte, pude aprender de muchas personas muy talentosas. El que más me ha marcado fue Emiliano Kargieman, que fue mi mentor y primer inversor cuando arrancamos con Popego/G42 en 2007, y hoy se encuentra haciendo satélites de baja órbita. Otro gran referente es Marcos Galperín, quien –indudablemente- logró un caso de éxito impresionante con MercadoLibre. Y, finalmente, para incluir en el podio, creo que Wenceslao Casares es otro gran hacedor que se anima a apostar fuerte por ideas que apuntan a cambiar paradigmas.

-¿Qué características debe tener todo buen emprendedor para ser exitoso?

-Perseverancia… ¡mucha! En algún momento se llega a un punto en donde querés largar todo y hasta tomás la decisión de cerrar… y es ahí donde tenés que probar tu perseverancia. Después creo que tiene que saber manejarse con paciencia, con humildad, mantenerse permanentemente capacitado e informado y, finalmente, tener siempre una mirada realista con los pies sobre la tierra y la mirada apuntando hacia arriba.

-¿Qué le falta a Latinoamérica para ser una de las regiones más competitivas del mundo en el mundo emprendedor?

-Creo que la región está teniendo un crecimiento más sostenido y fundamentado. Las primeras generaciones han decidido apostar por invertir en las generaciones siguientes y eso produce un crecimiento orgánico que seguramente va a traer muy buenos frutos para el desarrollo de la región. A medida que Latinoamérica apueste más consistentemente en generar innovación tecnológica, es altamente factible que se vuelva una de las regiones más competitivas del mundo.

-¿Cuál es el presente de G42? ¿En qué proyectos están trabajando hoy?

-Hoy tenemos una de las redes de publicidad líderes en Brasil con boo-box.com y, actualmente, en Buenos Aires tenemos nuestro laboratorio de I+D generando nuevas tecnologías. Nuestro foco histórico es el análisis de redes sociales, minería de datos y procesamiento de lenguaje natural. Recientemente, lanzamos nuestra herramienta Zentrality.com que trabaja con las principales empresas del país haciendo investigaciones de mercado a partir de analizar las redes sociales.

-Bitcoins, ¿beneficio para negocios o amenaza?

-Una moneda global que permite transferir valor a cualquier punto del planeta sin pasar por fricciones impositivas, comisiones bancarias o registros de identidad es, indudablemente, un beneficio enorme para todos los que anhelan emanciparse del control impuesto por organismos que solo se dedican a concentrar poder (Bancos y Estados). Esta herramienta es uno de los pilares tecnológicos más fuertes que tiene la red.

-¿Qué fue lo más exótico y bizarro que compraste por internet?

-Cannabis.

-Tres razones por las cuales hay que apoyar al Partido de la Red. 

1) Nos halagan y nos critican por lo mismo: somos diferentes a todo lo que se vio en política. Señal que estamos innovando. Y justamente, para hacer un cambio real en el sistema, no hay mejor apuesta que el Partido de la Red.

2) Es poder transformar el voto que tenemos cada 2 años en un voto posible todos los días, o una vez por semana o todos los meses. Vas a poder participar en política de manera accesible, informarte mejor sin intermediarios y entre todos al incorporar estos nuevos hábitos que contribuyen a madurar nuestra cultura cívica. Mejor que contarlo, es empezar a probarlo: www.democraciaenred.org.

3) Fundamentalmente, estamos planteando usar las herramientas del siglo XXI para construir el sistema político que necesitamos en el siglo XXI. Tenemos un sistema político que es el mismo que hace 200 años atrás y no se corresponde con la realidad que vivimos ni el mundo hacia el que vamos.

Compartir