Producto de la llegada de internet, la industria de la música ha cambiado drásticamente y el vuelco de ciento ochenta grados es real y concreto: ya no se crea, promociona, distribuye y consume como antes. Poco a poco, las nuevas generaciones digitales nativas se están apoderando cada vez más del ecosistema, tomando el control de las plataformas de streaming y marcando un rumbo que deja algo bien en claro: el universo musical está muy lejos de la crisis de la que tantos hablan.

La revolución online permitió que las industrias culturales tuvieran al alcance de la mano una nueva herramienta. “Tres de los beneficios de la industria musical en la era online son el acceso, los costos de promoción y distribución casi nulos para los artistas y la conexión directa con la audiencia, sin intermediarios”, asegura Fer Isella, ex Productor de Sony Music y actual Productor y Director Creativo de Limbo Music, al tiempo que destaca las desventajas de haber dejado atrás la época analógica: “La gran masividad de contenido creado gracias a la tecnología reta a un desafío para el music discovery y hay falta de soluciones integradoras en lo que respecta a la tapa y arte de disco y créditos de los profesionales involucrados y, por último, debemos someternos a las reglas de las grandes compañías digitales que canalizan y filtran contenido. Se extraña escuchar música mientras sosteníamos el arte del disco leyendo las letras y los créditos de producción del disco”, sostiene Isella, quien hoy coordina el Sector Música de MICA y de MICSUR (Mercado de las Industrias Culturales del Sur) y es Coordinador General de MICAtlántica (Mercado de las Industrias Culturales Atlánticas), PAM (Plataforma Argentina de Música) y Hackaton Musical.

Todos los días aparecen nuevas plataformas out of the blue, ofreciéndoles nuevos servicios a los usuarios. Uno podría pensar que las features están agotadas y que no hay nada nuevo por inventar. Sin embargo, el mercado es demasiado extenso y amplio (¿acaso conoce a alguien que no disfrute de una canción?), y unas cuantas sobreviven a la competencia por más similares que sean entre sí. Las opciones son muchas pero hay seis que se destacan del montón.

1. Spotify

La plataforma es una de las favoritas en el mercado y cuenta con un catálogo de cerca de veinte millones de canciones y veinticuatro millones de usuarios, de los cuales un 25% son suscriptores pagos. Desde el plan Free, ahora se puede acceder a la base de temas musicales de forma gratuita y sin límites de tiempo. Los usuarios que utilizan el servicio desde smartphones y tablets tienen acceso a listas personales y discos en modo shuffle. La única contra son los avisos publicitarios de la marca que pueden evitarse a través del upload a una cuenta Premium que tiene la ventaja de acceso de algunos tracks en modo offline y desde cualquier plataforma y mejor calidad de sonido por solo USD 9.99. Spotify ofrece también integración con Facebook, lo que permite a los usuarios seguir a sus amigos de la red social en la plataforma de música y enterarse de lo que escuchan en tiempo real.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”H-EIBBbxnfA”]

2. Beats Music

Disponible para iOS, Android y Windows Phone, esta plataforma llegó hace pocos días con la idea de quitarle el trono a Spotify. El productor y actor estadounidense Dr Dre y Trent Reznor trabajaron durante casi dos años en esta nueva plataforma que solo brindará un mes de prueba gratuito. Pasado ese período, los usuarios podrán elegir entre dos opciones: música en streaming y descargas ilimitadas hasta en diez dispositivos diferentes por USD 14,99 por mes o descargas ilimitadas hasta en tres dispositivos diferentes por USD 9,99 mensuales. En su primera semana, Beats Music se convirtió en una de las apps más descargadas.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”tRvNcl_KbBY”]

3. Google Play Music All Access

Es el servicio de música por suscripción de Google Play Music. Por un costo mensual de USD 9.99, los usuarios pueden escuchar una cantidad ilimitada de canciones y crear una estación de radio personalizada, además de opinar sobre las playlists creadas por otros. Pueden utilizarla los fanáticos de Android desde una app especialmente creada para ellos y los amantes de Apple, ya que también tienen una aplicación para iOS. Al día de hoy pueden usar Google Play Music All Access los residentes de Alemania, Australia, Austria, Bélgica, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, México, Nueva Zelanda, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rusia y Suiza. Por supuesto, podrá utilizarse con Google Glass y cualquier melodía estará disponible con tan solo decirlo en voz alta.

PlataformasMusica1_Digital_Google_ene2014

4. SoundCloud

Hace unos días, la plataforma alcanzó los diez millones de usuarios y, para celebrar este acontecimiento, creó “Story Wheel”, un proyecto que permite que cualquier suscriptor pueda grabar su voz en base a una serie de imágenes que cuenten su historia personal. “Share your sound” es su slogan y es utilizado por muchos artistas en la fase de concepción. Permite crear comunidades dentro de un grupo de artistas del mismo estilo y, gracias al formato de onda sonora, comentar en distintos puntos de una canción si un instrumento debería haberse escuchado más agudo o grave, por ejemplo. Esta semana estrenaron un nuevo visual player.

PlataformasMusica2_Digital_Google_ene2014

5. Deezer

Desde 2007, la empresa francesa está instalada en el mercado, lo que la posiciona como una de las más maduras y antiguas con un catálogo que supera las treinta millones de canciones. La cuenta Free permite utilizar la plataforma sin límite de tiempo pero solo durante un mes. Pasado ese lapso, solo se pueden escuchar dos horas mensuales. ¿Dos horas mensuales? Sí, dos horas mensuales. Para las cuentas Deezer Premium y Premium+, el valor es de USD 4.99 y 9.99 y ofrece reproducciones ilimitadas desde la web y dispositivos móviles, además de restringir los molestos avisos de publicidad.

PlataformasMusica3_Digital_Google_ene2014

Un gran productor con una gran idea: entrevista a Fer Isella sobre Limbo Digital

fer_isella

Con el objetivo de conocer un poco más acerca de las tendencias y predicciones de la industria de la música digital y lo que vendrá este año, Red Innova entrevistó a Fer Isella –quien se autodefine como “músico, siempre músico”-, que está próximo a lanzar Limbo Digital, un proyecto producido por Limbo Music.

-¿Qué plataforma digital de música será la primera en desaparecer? ¿Y cuál la rockeará en el 2014? 

-Pienso que la plataforma que se ve en crisis es Last.fm. A favor tiene una base sólida de millones de usuario pre-existentes, en algunos mercados más que en otros, pero no logra encontrar su lugar dentro de todas las plataformas de “music discovery” y streaming radio que hoy en día salen a competir. Han hecho un movimiento estratégico que podría alargar su presencia: asociarse al API de 20 millones de canciones del catálogo de Spotify y un posible nuevo deal con YouTube. Pienso que la plataforma que viene a interpelar al mercado será Beats Music, con su inteligente planteo de recomendación musical algorítmica sumada a la curaduría humana por parte de reconocidos productores musicales.

-¿Qué music app todavía no se inventó y no entendés cómo puede ser que nadie se haya puesto a pensar en una idea tan espectacular?

-En lo que respecta a música, debo decir que más que innovadora sería necesaria para toda la industria una plataforma sólida y masiva de compra/venta de tickets para conciertos. Este negocio es de los más prósperos pero aún en pañales en lo que respecta a la autogestión por parte de los productores para poder llegar a los nichos de audiencia correspondientes. Pienso que esto, eventualmente, va a ocurrir masivamente y no sólo para el mercado americano, sino el global también.

-En marzo lanzás Limbo Digital, ¿cómo nació el proyecto, quiénes forman parte de él y de qué manera cambiará este proyecto el rumbo de la música?

Limbo Digital llega para revolucionar el acceso de música independiente a las vías de distribución digital masivas con el foco puesto en productores, bandas, sellos, managers, músicos independientes de toda América latina. Dará acceso a que los músicos puedan subir y gestionar sus discos a una plataforma autogestionable que les facilitará poder difundir y comercializar sus discos en iTunes, Spotify, Amazon, Deezer, Google Play, Shazam, Movistar, Claro Music Store e incluso monetizar música en YouTube y Grooveshark. Contamos con una plataforma sólida de reportes de ventas y pagos según país en Iberoamérica, aunque también en el mercado latino en Estados Unidos. Se trata de un proyecto que nació como servicio de la producción general de Limbo Music, la compañía que fundé al regresar de vivir en New York en el 2005 y que, desde entonces, está avocada a crear plataformas útiles que faciliten la circulación de la gran cantidad de maravillosa música independiente que existe hoy en día en América Latina. Además, ayuda a encontrar los carriles que necesita para difundirse en diversas acciones como festivales, ferias y mercados, instalaciones y acciones interactivas de contenido musical para marcas, marketing digital para industria de la música como así también creación de apps, redes y ecosistemas musicales. Ya comenzamos el pre-registro inicial de Limbo Digital, que se lanzará en marzo.

Fuente imagen: My.Opera.com, AndroidPolice.com y Pocketables.com.

Compartir