Catorce de febrero, catorce de febrero. ¿Por qué esta fecha me resulta tan familiar? ¿Cumple mamá? No, mamá cumple en abril. ¿Vence la tarjeta de crédito? No, eso es la semana que viene. Uff, qué fea sensación. Siento que este día es súper importante y no recuerdo por qué. No. No puede ser. ¡No! ¿Tan pronto llegó? Parece que hubiese sido ayer nomás que estábamos festejando. “Festejando”. ¿Cómo puede ser que ya hayan pasado 365 días? El Día de los Enamorados está entre nosotros. Un año más. Valentín, un santo molesto que me recuerda que hoy tengo que ser más atento que nunca, más romántico que cualquier otro día y, por supuesto, no puedo volver a casa sin un regalo.

Poco a poco se me van agotando las ideas y estoy cansado de ser tildado de aburrido o que me refrieguen en la cara que tengo poca imaginación. Es simple: soy simple y así hago las cosas. No es que no me guste dar sorpresas, es solo que prefiero que me digan lo que quieren. No comprar por comprar. Pensar en un regalo para San Valentín me desgasta, me quita energías. Y de repente, ¡Eureka! Las impresoras 3D ofrecen hoy un sinfín de high-tech wearables que impresionarían hasta al más frío y duro ser humano.

Miopes, astigmáticos e hipermétropes: soluciones impresas para todos

El futuro ha llegado. Hoy los anteojos pueden ser cool y personalizados, no hay dudas. Protos Eyewear se especializa en impresión de marcos, brindando una experiencia de usuario mucho más amigable. Diseños innovadores y especialmente creados para cada persona, hechos de bioplásticos hipoalergénicos y lentes de alta calidad. Hoy el valor ronda los 350 dólares. Una propuesta original, un objeto necesario, un diseño divertido y customizado.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”dfH1_pyx1Ak”]

Agasajando a los amantes del cultivo de huertos

Wearableplanter ofrece una interesante variedad de accesorios de horticultura impresos. Así que si tu amor es fanática de las plantas, este e-shop ofrece pequeñas plantas vivientes en colgantes, anillos, prendedores y también como artículos deco para la bicicleta. Go, hipsters, go!

SanValentin1_Tecnologia_Google_ene2014

¿Quién hubiera pensado que Swarovsky y un par de cartuchos de tinta acercarían la más sexy lingerie?

La brecha entre la tecnología y la moda cada día se hace más angosta. Hace unos meses, la impresión digital fue nuevamente protagonista pero, esta vez, durante la celebración del Victoria’s Secret Fashion Show 2013. La modelo Lindsay Ellingston deslumbró tanto a los diseñadores de indumentaria como a los industriales y al público todo al recorrer la pasarela con un espectacular corset impreso en nylon y moldeado con miles de cristales Swarovsky. Si tan solo estuviese disponible para esta noche…

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”XHe5SeDSsK4#t=41″]

Las mujeres aman las joyas y mueren por las carteras

Collares, anillos y colgantes son algunas de las opciones impresas por Dyo.co, una MIT startup que –a través de su plataforma- ofrece un servicio diferencial porque, no solo puedes comprar sus productos a través de su shop online y recibirlos en tu casa, sino también diseñarlos a gusto y piacere. Basta de regalos genéricos, tu peor-es-nada se merece algo especial y único. Pretty Small Things, por su parte, ofrece un mini clutch o cartera, funcional y segura. Tan solo una de la colección de 3D printed purses.

SanValentin3_Tecnologia_Google_ene2014

Desde ya, siempre puedo optar por una linda, tierna y sincera carta en papel y escrita a mano pero no quiero vivir para escuchar una recriminación diaria y un reproche de por qué decidí expresar así mi amor. Todavía faltan doce meses para volver a tener una oportunidad como esta, tengo que aprovechar al máximo esta celebración. Este año innovaré y sorprenderé a mi media naranja llenándola de hermosos presentes hechos con cartuchos de tinta. Aunque, pensándolo bien, mejor le regalo una impresora 3D y que se imprima ella sola lo que quiera.

Fuentes imágenes: Etsy, BusinessInsider, PandoDailyKhudu.

Compartir