Entre el cinco y el diez por ciento de la población mundial sufre de un déficit fonológico que dificulta la lectura y comprensión de textos escritos. Este trastorno se llama dislexia y, aunque es uno de los más frecuentes en los escolares, también puede ser sufrido por personas adultas. Desde luego que hay múltiples tratamientos que pueden ayudar a mejorar este trastorno crónico pero, recientemente, un estudio realizado por la University of Oxford y publicado por Current Biology sostuvo que este padecimiento podría estar más asociado a un problema de atención y, en consecuencia, los videojuegos ayudarían a focalizar en este punto.

Sí, es cierto que la mayoría de los padres preferirían que sus hijos pasaran sus tardes de fines de semana pegados a libros de aventuras y cuentos fantásticos pero, en el caso de aquellos que sufren de dislexia, la mejor prescripción del médico podría ser la de pasar largas jornadas simplemente jugando y tratando así su condición.

GamingDislexia

Sobre estímulos y múltiples tareas

Vanessa Harrar es una de las personas al frente del estudio y también padece este déficit. Luego del experimento –del que participaron diecisiete voluntarios que habían sido diagnosticados con dislexia y otros diecinueve participantes de control-, el equipo pudo señalar que las personas con este desorden, además de problemas de lectura, sumarían otras dificultades a la hora de gestionar las señales sensoriales que hay a su alrededor.

Durante el test, se les pidió a los participantes que presionaran un botón tan pronto como oyeran un sonido, vieran un destello o detectaran ambos estímulos a la vez. Luego de analizar la prueba, los resultados arrojaron –entre otras métricas- que aquellas personas disléxicas tardaban más que las otras en cambiar su atención de algo que veían a algo que escuchaban y se intensificaba el problema al pasar su atención del estímulo visual al de sonido que de la otra forma.

“Creemos que las personas con dislexia se pueden beneficiar de una técnica que permite cambiar el foco de atención desde los sonidos a los estímulos visuales constantemente, como ocurre con los videojuegos, para mejorar su aprendizaje”, sostuvo Harrar. Al tratarse de una acción que involucra múltiples tareas, el gaming podría ser de gran ayuda para mejorar la velocidad de lectura y las habilidades de atención luego de jugar con videogames de acción. Allí todo es rápido: aparecen cosas de la nada que hay que saltar, correr, matar y esa rapidez podría ayudar al sistema de atención para moverse con velocidad.

Fuentes imágenes: HuffingtonPost

Compartir