Cuarenta y nueve millones de menciones online en tan solo trescientos sesenta y cinco días. No es Lady Gaga. No es One Direction ni tampoco Barack Obama. Es Jorge Bergoglio, el papa Francisco. El rockstar del social media. En lo que fue 2013, el sumo pontífice fue la personalidad con más volumen mensual de búsquedas globales en Google, de acuerdo a un estudio de la consultoría digital 3rdPlace. Al día de la fecha, su cuenta oficial de Twitter en castellano acumula más de cinco millones de followers que esperan diariamente los mensajes del líder de la Iglesia católica. Pero son casi diez sus perfiles, incluido en idiomas latín y árabe.

Fue portada de Rolling Stones y personaje del año para la revista Time, por haber cambiado “el tono, la percepción y el enfoque de una de las instituciones más grandes del mundo”. Y, en apenas un poco más de un año como cabeza de la Santa Sede, Francisco se ha convertido no solo en un fenómeno espiritual sino también en uno social que alaba las nuevas tecnologías, como las redes sociales e internet, para comunicar. “No tengan miedo de hacerse ciudadanos del mundo digital”, afirmó el argentino y continuó: “Es un don de Dios”.

Dejó atrás el papamóvil y los oropeles para compartir frases en la red social de pajarito y tomarse selfies con algunos de los fieles católicos que los visitan todos los miércoles en la basílica de San Pedro. Tan sólo cinco días después de haber sido elegido, Bergoglio envió su primer tweet que, al día de hoy, ya fue compartido más de cuarenta mil veces.

PapaFrancisco_PrimerTW

Está a la vista que el Santo Padre es hoy uno de los grandes fenómenos de la opinión pública y de la comunicación; una de las voces mundiales más escuchadas. El secreto está en la capacidad que tiene para crear relaciones con personas y, gracias a la tecnología, hoy puede hablar con la gente y acercarse a los feligreses a través de las redes sociales. Osadía y humildad.

“Dios”, “vida” y “amor” son las palabras más repetidas en sus tweets y los días de mayor actividad en su cuenta papal son los de audiencia general y los domingos, día de Ángelus. En los últimos seis meses, solo usó una vez el hashtag #PrayForPeace y mencionó a la Red Mundial de Escuelas para el Encuentro (@InfoScholas) en una oportunidad. Para la sociedad internacional, Francisco se ha convertido en la figura que está logrando un cambio en la mirada y la percepción de la Iglesia católica, además de un auténtico fenómeno mediático (como lo calificó la revista Forbes), no solo por la cantidad de followers que registra sino por la influencia de sus mensajes y la enorme visibilidad que acompaña cada una de sus intervenciones.

Por el momento, el papa Francisco no tiene cuenta en Facebook pero, de acuerdo a un artículo de Vatican Insider, podría tener pronto su propia fanpage. De todas formas, arrasó también en esa red social a lo largo de 2013, superando temas como la muerte de Nelson Mandela, la tragedia del maratón de Boston o el Harlem Shake. Aparentemente, un grupo de expertos estarían trabajando en la apertura de un perfil para Bergoglio pero, antes de eso, deberán armar una estrategia específica para evitar mensajes ofensivos o inapropiados. Por el momento, continuará estando cerca de sus fieles mediante sus múltiples cuentas de Twitter.

Fuente imagen: www.teinteresa.es