Ser gamer nunca ha sido fácil. Los juegos son presentados ante nosotros como retos virtuales donde un jugador debe demostrar habilidad, paciencia, pensamiento lateral y una verdadera catarata de sensaciones. Ya sea controlando a un plomero que debe salvar a una princesa o estando en la piel de un erizo azul que corre a toda velocidad, de eso se trata un juego, del reto que propone.

Viajemos en una máquina del tiempo a esos detalles que van a determinar la polémica frase: “Gamers eran los de antes…”.

Los gamers que soplaban el cartucho, aquellos que anotaban todos los passwords en una servilleta con la esperanza que no se perdiera; esos jóvenes que no podían buscar un cheat en Google, la época en la que la Enciclopedia Encarta parecía futurista, de esos jugadores hablamos.

Hoy en día, con la llegada del control de movimiento y, conjuntamente, con cambios en la industria, la dificultad de los juegos ha disminuido, se han vuelto mucho más intuitivos y las ayudas mucho más notorias, los eventos scriptados (eventos donde el jugador interacciona con el ambiente que propone el juego, disparando una respuesta o un vídeo) abundan en los video juegos. Pero, ¿cómo era eso antes?

Revivamos algunos de los juegos más brutales y complicados que supo darnos esta industria.

Ghosts ‘n Goblins

Sir Arthur es el protagonista principal en la saga Ghosts ‘n Goblins (1985) y su objetivo era rescatar a la princesa Guenivere, capturada por Satán y sus lacayos. El caballero con armadura debe vencer ogros, demonios, dragones y otras criaturas maléficas para salvar a su amada. Este juego fue catalogado uno de los más difíciles de la historia a través de los años. En primer lugar, porque el jugador solo podía recibir dos golpes antes de morir (el primer ataque le quitaba a Arthur la armadura; el segundo lo terminaba de eliminar). En segundo lugar, pero no menos importante, si el jugador perdía, era devuelto al inicio del nivel perdiendo todo progreso. Para complicar un poco más las cosas, cada nivel era por tiempo y debía terminarlo en más o menos tres minutos.

Suena difícil, ¿no? Pero eso no era todo. Algo que va a ser clásico de la saga es que una vez terminado el juego, y habiendo pasado por todas esas dificultades, se les informa a los jugadores que han caído en una trampa del diablo y que deben jugar el juego entero de nuevo pero con una dificultad aún mayor. Algo francamente horrible y desmotivador.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”TO8aWqSffLU”]

Double Dragon

Cortita y al pie. En un futuro distópico, la mitad del mundo ha sido destruido por una guerra nuclear y la violencia impera en las calles de Estados Unidos. Una de las bandas más violentas se llama “Black Warriors” y domina las calles sin piedad. Pero los gemelos Billy y Jimmy, entrenados en las artes de Sousetsuken y propietarios del Dojo Sousetsuken son lo suficientemente valientes como para enfrentarse a los Black Warriors. Enseñaron sus artes marciales a los habitantes de su ciudad y la gente les puso el apodo de “Double Dragon”. Junto a los estudiantes de Billy y Jimmy, hay una instructora llamada Marian, que también es la novia de Billy. Los Black Warriors utilizan una táctica de cobardes y secuestran a  Marian, así es cómo los dos dragones deberán salvar a damisela en peligro mediante patadas, piñas y codazos. Un beat ‘em up en el que se avanza por las calles golpeando enemigos y repartiendo justicia.

Este juego vio la luz en 1987, para Arcades y más tarde para consolas caseras. Era increíblemente difícil, ya que no sólo los movimientos eran limitados sino que cada escenario presentaba muchos enemigos muy duros sin dar tiempo a escapar hacia ningún lado. Era pelear o aceptar nuestra derrota.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”PJwphXaZ-VA”]

Contra

Es un shooter (juego de disparos) que salió en Arcades en 1987 (un año después llegó a NES) era simple, el jugador controlaba uno de los dos soldados llamados Bill “Mad Dog” Rizer y Lance “Scorpion” Bean, quienes habían sido enviados a una misión para neutralizar al grupo terrorista “Red Falcon”, que quería apoderarse de la tierra. Si el gamer recibía un solo disparo, moría instantáneamente. Con solo pestañear, un solo error determinaba el final de la historia. Tres vidas para ganar el juego completo; sí, solo tres. Sin dudas, una tarea imposible que llevaba años y años de práctica. Si conocen a alguien que lo haya terminado de esa forma, denle un abrazo, cuídenlo. Esa persona es un héroe.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”W5XtIZm_kvE”]

Battletoads

Un video juego del género beat ‘em up, donde el personaje debe luchar contra muchos enemigos, como en Double Dragon”. Fue publicado por primera vez para la consola Nintendo Entertainment System en el año 1991. Las protagonistas eran unas ranas mutantes que debían viajar por el espacio a distintos planetas para vencer a Dark Queen. El haber usado anfibios como personajes principales les significó críticas, al ser similares a sus competidoras reptiles, “Las Tortugas Ninja”.

El slogan publicitario de Battletoads era un ataque directo hacia la serie citada anteriormente, usando la frase: “Comparadas con Battletoads, las tortugas parecen fango de estanque”. Lo que diferenciaba a este juego de otros era el humor que presentaba. No se quedaba solo con los golpes, tenía situaciones bizarras que hacían de la experiencia algo más que solo ir golpeando enemigos.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”W5nCgslOpeA”]

Estos juegos comparten una historia simple, una época dorada en los video juegos y una dificultad endemoniada. ¿Todo tiempo pasado fue mejor?, los invitamos a mencionar cuales son los juegos más complejos a los que hayan tenido que enfrentarse.

Fuente imagen: www.screen-wallpapers.com

Compartir