Los teléfonos celulares son cada vez mas pequeños, las tablets son poderosas computadoras táctiles que caben en la palma de la mano, los cascos de realidad virtual están a la vuelta de la esquina. ¿Y las impresoras? Éstas siguen siendo esas máquinas gigantes y pesadas que siempre traban el papel cuando uno más lo necesita. Parece ser un objeto casi retro cuando lo vemos en un escritorio.

Kickstarter quiere cambiar eso, de una vez y para siempre.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”Ybrhomrv4Hk”]

“The Mini Mobile Robotic Printer” es un proyecto de ZutaLabs para crear una impresora móvil. Tal vez estés trabajando en un bar o enviando e-mails desde una plaza y ahí es donde este proyecto toma luz propia. Una impresora de bolsillo, que tiene una batería recargable, se conecta a smartphones y PCs y permite imprimir en cualquier tamaño de papel hasta mil páginas. Una vez que esté totalmente cargada, la batería duraría una hora.

Con solo diez centímetros de alto y un peso de trescientos gramos, la evolución printer está entre nosotros.

La página para donar y financiar este proyecto en Kickstarter se lanzó el 10 de abril de 2014. En un principio, los desarrolladores pedían cuatrocientos mil dólares. Sin embargo, cuando todavía faltan apenas un poco más de veinte días para que cierre el proyecto, más de dos mil personas apoyaron la idea y se alcanzaron más de trecientos cincuenta mil dólares.

Pero si de impresoras futuristas hablamos, ¡cuidado! La próxima idea no es apta para cardíacos.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”DNr9ogDYR-Q”]

“The Micro: The First Truly Consumer 3D Printer”. Con ese título, este proyecto en Kickstarter rompió récords de donaciones en todo el mundo. En tan solo once minutos (el tiempo en que puedes cocinar una carne en una plancha o tomar una ducha), The Micro juntó más de cuatrocientos mil dólares para la construcción de una impresora 3D que tendrá un precio comercial promocional de ciento noventa y nueve dólares. ¿La propuesta inicial? Alcanzar cincuenta mil dólares y todavía faltan algunas semanas para que finalice.

Aunque en la actualidad, este tipo de aparatos es comúnmente utilizado en la matricería y la fabricación de piezas en los sectores de arquitectura y diseño industrial (y, poco a poco, va ingresando a otros mercados), el mundo se abre ante nosotros para hacer real y tangible todo aquello que soñemos. ¿Se imaginan qué alucinante? El futuro ya llegó. A este paso, pronto todos tendremos un device similar a este en nuestro escritorio. Las promesas son muchas y de lo más amplias. Traer ideas a la vida, transformar negocios, educar, personalizar productos y más. El cielo parece ser el límite de esta invención.

Fuente imagen:  www.theguardian.com

Compartir