Catalogada por CNN como una de las cinco startups de Austin que no hay que perder de vista, Gone! es una empresa que ayuda a vender aquellos objetos que no se utilizan más y ocupan lugar. ¡Deshazte de una buena vez de todas las porquerías! A través de esta app, los usuarios pueden sacarle una foto a lo que ya no quieren tener en su hogar, agregarle una descripción y el resto queda en manos de Gone! A continuación, Nico Bayerque –Co-Fundador y CEO de la compañía- habla sobre el modelo de negocio y el presente del e-commerce, entre otras cosas.

GoneApp1

-¿Cómo nació Gone!? ¿Qué anécdota, secreto o dato curioso pueden contarnos?

-El proyecto nació en Austin, cuando estábamos haciendo el programa de aceleración Techstars. Al igual que Y-Combinator, éste tiene un intake muy competitivo, y habíamos sido admitidos con nuestro producto anterior, Productgram. Pero sabíamos que nos habían elegido por el equipo, más que por el producto. Hacia la cuarta semana, junto a los advisors y mentores que conocimos, comenzamos a analizar algunos datos del mercado como, por ejemplo, que en Estados Unidos hay más de tres mil dólares por hogar en objetos que no se usan. Encontramos también que todos estos objetos no iban a los marketplaces como eBay o Craigslist porque el problema para el consumidor no era simplemente listarlos online, sino ponerles un precio, empacarlos, conducir hasta UPS o Fedex, comprar etiquetas, enviarlos, manejar el pago, etcétera. Así nació Gone!, como una service layer por encima de los marketplaces existentes que provee todos estos servicios.

-¿Cómo fue el cambio de modelo de negocio de ProductGram a Gone!?

-Fue un desafío al comienzo, dado que el modelo de Productgram tiene un foco social y el de Gone! involucra cuestiones logísticas importantísimas. Gone! Está en un espacio como el de Postmates, Uber, Lyft o Shyp, en el cual las cuestiones offline y de logística son tan importantes como las cuestiones online. Hubo que hacer crecer el equipo y desarrollar partnerships con compañías americanas que tuvieran capacidades logísticas “de última milla”. Involucró mucho más actividades de business development y en esto fue central la ayuda de nuestros advisors e inversores.

-¿Cómo ven el mercado de e-commerce en Estados Unidos y en América Latina?

-Creo que el e-commerce, más allá de su crecimiento vertiginoso, está evolucionando fuertemente en cuestiones asociadas al servicio y a la experiencia offline: servicios como Amazon Fresh, Amazon Dash o Google Express  ponen el foco en cuestiones más allá de la experiencia electrónica. Creemos que va a haber muchísimo más en este campo, en servicios on-demand, móvil, que operen con una infraestructura que permita experiencias same-day con fuerte foco local.

GoneApp2

-¿Qué consejo le darían a cualquier emprendedor que está dando sus primeros pasos?

-Un consejo que he recibido de nuestros inversores y advisors, como David Cohen de Techstars y del fondo Bullet Time Ventures, es validar continuamente la propuesta de valor. Siempre se puede ir al mercado y validar, incluso previo a tener un producto listo para distribuir. Se puede hablar con clientes, partners y stakeholders y verificar la viabilidad a una escala mínima, que pueda ser extrapolada.

-¿Qué producto fue el más raro, divertido u ocurrente que se vendió a través de Gone!?

-Hemos procesados los ítems más diversos, enviados por nuestros primeros usuarios de validación: desde iPods hasta drones, desde una central telefónica hasta un dinosaurio robótico. En algunos casos, estos usuarios nos agradecían simplemente por ayudarlos a sacarse de encima los objetos, mas allá del pago que recibían por el mismo, o se sorprendían de recibir un cheque por objetos que no hacían más que ocupar espacio.