En pocas palabras, BitPagos es el primer sistema de pago que opera con bitcoins en la región. ¿El objetivo? Potenciar a las empresas a que amplíen su base de clientes a una escala global, optimizando los desarrollos en la tecnología e innovación de pagos para reducir gastos. Y, a la vez, facilitar transacciones mucho más rápidas, simples y –sobre todo- seguras. En la actualidad, su sistema permite aceptar solicitudes de pagos por e-mail y embeber botones de compra en los sitios, además de darles a los usuarios la opción de hacer transacciones desde el teléfono de manera simple y efectiva, gracias a la app para AndroidRed Innova entrevistó a Sebastián Serrano, Founder & CEO de la startup que fue constituida en Estados Unidos, quien habla del potencial de la criptomoneda en la región y la revolución que representa en la actualidad. Además, cuenta los planes para los próximos doce meses. A continuación, sus palabras.

-¿Cómo nació la idea de BitPagos? ¿Qué anécdota divertida hay en su origen y qué deseaban resolver?

-Como desarrollador de largos años y amante de las nuevas tecnologías, sé de bitcoin desde hace ya un tiempo, pero fue a principios de 2013 que con Luciana, una de mis actuales socios en BitPagos, asistimos a uno de los primeros meetups de bitcoin de Argentina y notamos el fuerte interés de los asistentes en tener resueltas muchas situaciones que en ese momento no estaban abarcadas por nadie. Lo que más notamos era la dificultad para comprar, vender y aceptar pagos fácilmente, sin necesitar hacer una especie de maestría en bitcoin. Por eso es que nos decidimos a hacer esta solución. ¿Anécdota? No sé, pero sí destacar que en ese meeting casi no había desarrolladores, la mayoría era gente intrigada por bitcoin, libertarios, lo ven como una herramienta para mejorar la privacidad. Personas de finanzas buscando invertir e incluso algunos extranjeros viendo si podía usarlo para traer dinero a la Argentina pero pocos desarrolladores en relación a la gente nos llamó la atención y nos pareció un signo de que bitcoin tiene el potencial de hacerse masivo y no ser solo una cosa de geeks.

-¿Cuál es la gran revolución que traen los bitcoins?

-Es una moneda digital que aplica los principios globales y distribuidos de internet, es la evolución lógica a las monedas tradicionales en el mundo interconectado en que vivimos. Se pueden transferir centavos o millones en sólo segundos sin costos significativos ni fronteras y es más segura que cualquier moneda de curso legal gracias al uso de criptografía para validar transacciones, volviéndola virtualmente infalsificable por el inmenso costo computacional que demandaría adulterar una única transacción. Como innovación tecnológica, bitcoin resuelve tres problemas importantes de un sistema distribuido de pagos. Uno es el double spending o el doble gasto. El segundo es cómo llegar a un consenso en el contenido de una base de datos distribuida y el tercero es cómo generar un incentivo para aportar recursos a una red de estas características. Todo esto es resuelto por el blockchain, el registro de transacciones de bitcoin que se sostiene por una red de nodos llamados “mineros”. Estos son cualquier persona que se baje el programa para serlo y su trabajo es asegurar la red firmando criptográficamente cada transacción. De esta forma, accede a más del cincuenta y un por ciento del poder de cómputo de la red para adulterar una transacción. Y los mineros son recompensados por dos vías: la más importante es la creación de un bloque, que se le permite aleatoriamente a un minero a un ritmo controlado por un algoritmo distribuido y cada bloque otorga una cantidad de bitcoins al que lo “encuentra”. Estos bloques son como los libros de un escribano en donde se registran todas las transacciones y este proceso también controla la emisión. Generalmente, éste reduce la emisión y en el 2140 se alcanzará la máxima cantidad de bitcoins en existencia, que será de aproximadamente veintiún millones. Esta limitación en la emisión total le da carácter de “bien escaso” similar al oro en sus características pero el primero de la era digital.

bitpagos3

-¿Qué solución de negocio y verticales trae BitPagos?

-La plataforma permite que cualquier sitio web pueda recibir pagos con bitcoins y, para algunos verticales, también pagos con tarjeta de crédito, que se pueden liquidar por transferencia bancaria o en bitcoins. El primer vertical que atacamos es hotelería y turismo, por lo que adaptamos parte de la plataforma para procesar reservas de hotel, en la región y en Argentina. La industria tiene grandes costos cuando opera con clientes extranjeros.

-¿Cómo fue la experiencia de estar acelerados en San Francisco y recibir inversiones de grandes como Tim Draper?

-Fue una excelente experiencia, no nos imaginábamos el impacto que iba a tener en nosotros. En especial, desarrollamos una red de contactos muy buena, además de trabajar durante varios meses con otros startups del espacio que estaban pasando por problemas similares. Hubo mucha sinergia. Tim es un excelente inversor y se nota los años de experiencia y que sigue muy de cerca todos los desarrollos en innovación. El hecho que en Silicon Valley sigan el pulso de la tecnología hace mucho más fáciles las cosas. La primera vez que hablamos con Tim, a los 2 minutos ya entendía nuestro modelo y los desafíos que íbamos a tener.

-¿Cuál es tu visión sobre los Bitcoins en la región? ¿Cuál es la situación de la regulación para América Latina?

-Hay mucho potencial para bitcoin en la región. La mayor parte de la población no tiene tarjeta de crédito y el sesenta y cinco por ciento no tiene acceso a ningún tipo de servicio financiero. Algo que se nota mucho en el comercio online es que en América Latina representa el uno por ciento de la venta retail. Frente al hecho de que las barreras de entrada a bitcoin sean muy bajas, tener una billetera de bitcoin solo requiere bajarse una app en el celular le da un potencial muy alto. Todavía falta mucho trabajo para hacer de bitcoins algo más simple, entendible y más fácil de adquirir y usar. En términos regulatorios, todavía no hay demasiado desarrollo en América Latina. El único país que tiene algún marco es Brasil, que el año pasado sancionó una ley para regular el sistema de pagos y que contempla las monedas electrónicas aunque no es específico para bitcoin.

-¿Cuáles son los próximos pasos de BitPagos?

-En este momento estamos trabajando en hacer crecer el equipo, para seguir desarrollando la plataforma y crecer en más países de la región. Esperamos que el año próximo tengamos cientos de comercios activos en Argentina, Chile, Brasil y Venezuela.

Fuente imagen: 1.bp.blogspot.com