Basándonos en la tracción que está generando hoy Instagram y su habilidad para llegar a los usuarios, tal vez es hora de cambiar el proverbio y afirmar: “Una imagen vale más que mil conversiones”.

De acuerdo a un reciente estudio de cómo los usuarios interactúan con los posteos de las marcas en Social Media, Forrester Research encontró que cuando se trata de engagement, Instagram es mucho más superior que cualquier otra red social. Mientras seis de siete redes sociales que estudió Forrester tienen una tasa de engagement menor al 0.1%, el índice de Instagram es del 4.21%.

“Eso significa que Instagram les acercó a estas marcas cincuenta y ocho veces más engagement por follower que Facebook, y ciento veinte veces más engagement por seguidores que Twitter, escribió Nate Elliott en en blog de Forrester.

Los marketineros más perspicaces están captándolo pero todavía hay mucho lugar para mejorar. En el documento 2014 Social Media Marketing Industry Report recientemente lanzado, Social Media Examiner concluyó que el 28% de los marketers usan Instagram, un 18% más que el año pasado, mientras que el 42% planea incrementar el uso en Instagram en lo que queda del año.

Pero integrar Instagram en tu estrategia de contenido visual puede ser capcioso si no utilizas la aplicación de forma correcta. Allí las imágenes tienen su propio look, feel and style entonces, compartir imágenes forzadas y en pose no cumplirá su cometido. Los espectadores responden mucho mejor a imágenes más suaves que parecen espontáneas (aunque no lo sean).

“Las imágenes no orgánicas ahora son publicidad del mundo social. Las capturas dentro de un estudio no evocan una reacción emocional. No son vistas como ‘reales’”, sostiene el Fundador y Director de la agencia Laundry Service, Jason Stein, en una entrevista con John McDermott, de Digiday. Stein le digo a Ad Age que su compañía vio un 25% de incremento en los índices de conversión de ventas cuando cambiaron de imágenes tradicionales a las creadas con los filtros de Instagram.

Instagram sigue siendo una joven adición al mundo del social media y las marcas están tomando la oportunidad para abrir las compuertas creativas y experimentar. A continuación, cinco marcas que pueden enseñarles a los marketers uno o dos cosas sobre acoger Instagram de maneras únicas.

Adidas: selfies y zapatillas personalizadas

Con casi dos millones de seguidores (al 22 de mayo de 2014), Adidas es la tercera marca más popular en Instagram, detrás de Nike (4.5 millones de seguidores) y Starbucks (2.5 millones de seguidores). El Top 3 es bien merecido. Durante este año, la compañía de deportes permitirá que los usuarios elijan las imágenes de la cuenta de Instagram y se diseñe en sus zapatillas ZX Flux. El suave movimiento generará, sin duda, mayor engagement con los videos que la marca suba a Instagram –el anuncio allí recibió cerca de cincuenta y cinco mil likes– y animará a los usuarios a compartir imágenes de sus zapatillas personalizadas.

Lección aprendida: A los consumidores les encantan los productos personalizados y aman mostrar sus creaciones únicas en Instagram. ¿Y si pones las dos juntas? ¡Genialidad! Bien hecho, Adidas.

Ben & Jerry’s: empieza a ser creativo con tu producto

Sabiendo que hay muchísimas maneras de mostrar una mano sosteniendo un cono, esta compañía de helados de crema hace un excelente trabajo compartiendo imágenes extravagantes, mientras hacen que los clientes se sigan babeando por más.


Lección aprendida: No importa qué produzcas o qué servicio brindes, encontrar formas creativas y divertidas para mostrárselos a tus consumidores los mantendrá cercanos y volviendo por más.

Polo Ralph Lauren: looks desde detrás de escena en los JJOO

Durante los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, Ralph Lauren acercó a los usuarios detrás de escena y les dejó ver en vivo a sus estrellas deportivas favoritas. Los atletas posaron para las imágenes con indumentaria especialmente diseñada por Olympic y cada toma incluía citas de jugadores para que los fanáticos del deporte las vean mientras leían atentamente el timeline.

Lección aprendida: Utiliza Instagram para darle a los clientes acceso para un evento o para acercarles aquello que normalmente no pueden ver. ¿Tu compañía es un sponsor en un concierto local? Acércalos detrás de escena. Muéstrales tomas de tu producción, compárteles fotos de tu equipo de trabajo para contarles que hay caras felices detrás de tu marca.

Zappos: ve más allá del producto

Lo mejor del feed de Instagram de una compañía retail es que entrega lo inesperado. Claro, hay muchísimas imágenes de zapatos y carteras dando vueltas pero hay muy pocas gems como el que sigue a continuación.

Lección aprendida: No limites tu feed a fotos de productos. El ocasional “Easter Egg”, una imagen divertida, linda e inspiradora, le dará brillo al feed de tus seguidores y les marcará una sonrisa en sus caras.

Pabst Blue Ribbon: lleva a tu marca a diferentes lugares

En lugar de pelear contra su imagen hipster, PBR la abraza con humor y gracia. No encontrarás imágenes de miembros de la fraternidad tomando cerveza o vomitando en este feed. En lugar de eso, te toparás con buenas imágenes que te gustarán y querrás compartir sin importarte quien sepa que te gusta la cerveza barata.



Lección aprendida: Toma tu producto y llévalo a lugares lindos y puntos de referencia históricos, y mira cómo tus likes y comments crecen.

Texto: Lisa Hoover McGreevy | Traducción: Red Innova | Fuente texto: www.contently.com/strategist | Fuente imagen: www.rumberanetwork105.com.