“Cuando recibas, da. Cuando aprendas, enseña”, Maya Angelou.

Hace cuatro años decidí lanzarme como emprendedor. Sin experiencia previa y construyendo una empresa desde cero, debí aprender muchas lecciones por mi propia cuenta, ¡a los golpes! Ahora que nuestra empresa ha tomado vuelo propio y es ahora parte de una organización más grande, muchos chicos que está recién lanzándose como emprendedores me han contactado pidiéndome consejos. Así que decidí compartir abiertamente algunas de las lecciones aprendidas, con la esperanza que le sirvan a cualquiera que recién empieza o a aquellos que sueñan con lanzarse en algún momento.

Decidí hacerlo a través de una serie de videos cortos en YouTube, grabados en fines de semana desde casa. Creo que es una de las plataformas más revolucionarias que surgieron en esta época y está ya transformando la educación a nivel global. Yo obtuve muchísimo valor de YouTube y su comunidad, y quiero contribuir con mi granito de arena. Estos videos no son académicos ni pretenden serlo. Son simplemente conceptos y experiencias compartidas de un par a otro par. Creo que vivimos en la era de la conexión. En esta era, se trata de animarse a ser vulnerable y compartir tu trabajo, de conectar con otros genuinamente, de dar para que todos crezcamos.

Pablo Larguía vio estos videos y generosamente me invitó a que los compartamos con la comunidad de Red Innova. Me pareció una buena oportunidad para que llegue a más gente. Hace cuatro años, cuando yo recién empezaba, tuve la suerte de ir a un evento de Red Innova, y me sirvió muchísimo: inspirándome, educándome y conectándome con un montón de gente interesante. Es muy loco y muy especial para mí que ahora yo tenga la oportunidad de devolverle algo a esta comunidad increíble.

El gran propósito de todo esto es contribuir a empujar nuestra región y el mundo hacia adelante. Creo que el emprendimiento y la tecnología son grandes motores de progreso, y creo que vivimos en una época con increíbles oportunidades y grandes desafíos. Tenemos la chance y la responsabilidad de transformar nuestro destino y el destino de todos. Ser emprendedor puede ser un camino valioso a nivel personal y colectivo. Espero que estas lecciones, compartidas aquí con humildad y sin pretensiones, ayuden a aquellos que se animen a salir afuera a crear y causar impacto.

Fuente imagen: andrewkonrad.com