Atrás quedaron los días en que había que estar en un lugar específico para conectarse. Hoy los sujetos están conectados, independientemente de su actividad o ubicación. Buscan específicamente lo que necesitan saber y, en lugar de mucho contenido impreciso, prefieren encontrar información puntual. Este es el nuevo consumidor mexicano, alguien que maneja múltiples aplicaciones y sincroniza correo con redes sociales, con agenda, con notificaciones, con mensajería instantánea y más.

Ante la adopción de nuevos hábitos y la aparición de nuevas necesidades, algo que presenciamos en México y en varios países de América Latina, es que las marcas enfrentan el desafío de captar la atención de estos sujetos hiperconectados, siempre localizables, expuestos en múltiples plataformas, que comparten alternativamente opiniones y experiencias de marca, mensajes instantáneos, actualizaciones de estado y fotografías.

Los departamentos de marketing de las empresas necesitan saber qué es lo que quiere el consumidor mexicano y, de acuerdo al conocimiento del mercado local que tenemos en IMS Internet Media Services, hemos detectado que son, al menos, tres sus objetivos básicos:

  • Tener un efecto real en su comunidad, ayudando a otros con sus consejos y experiencias.
  • Establecer una relación más directa con las marcas de su preferencia a través de comunicación inmediata.
  • Recibir descuentos y promociones, así como información relevante.

Los dispositivos móviles han generado que la interacción ocurra independientemente del lugar donde los sujetos se encuentren, por eso buscan información relevante y están dispuestos a brindar información personal para obtenerla. Las marcas deben aprovechar esa información e ir por ellos, donde estén.

Plataformas como Waze y Foursquare dominan el ámbito del geo-marketing y permiten a los anunciantes impactar al usuario de forma rápida y relevante, precisamente gracias a la información que el usuario disponibiliza sobre sus trayectos de viaje diarios o los lugares que frecuenta. Twitter representa otra red social clave para amplificar el alcance de los mensajes de marca, escuchar a las audiencias y participar de la conversación, aprovechando dos estrategias altamente efectivas: marketing en tiempo real, que juega con las variables de tiempo y espacio para entregar un mensaje de marketing ad hoc, en el momento exacto en que el hecho sucede, y segunda pantalla, que aprovecha dos de las actividades predilectas de los usuarios, como son ver televisión y opinar.

Estas son tendencias que abren nuevas y grandes oportunidades de crear experiencias que conviertan a sus seguidores en consumidores fieles, pero es importante tener presente la necesidad adaptar los mensajes y acciones de marketing a estos formatos, cuyo potencial no ha sido aun fuertemente explotado ni en México ni en el resto de la región.

Fuente imagen: pixelwell.ca