Hay juegos que merecen ser olvidados. Que nadie debería recordar. Que tienen que ser enterrados.

Esto nos lleva a la historia del día de la fecha. E.T. The Extra-Terrestrial Game era un videojuego de aventura desarrollado y publicado por Atari para su consola Atari 2600. Basado en la popular película de Steven Spielberg, el título fue diseñado por Howard Scott Warshaw. El objetivo era dirigir al primer extraterrestre de Hollywood por varias pantallas para coleccionar tres objetos de un teléfono interplanetario que le permitiría llamar a su planeta de origen.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”3FKhekAP1gc”]

Warshaw intentó hacer del juego una adaptación innovadora y Atari pensó que cosecharía numerosas ventas dada su conexión con la película, muy conocida por todo el mundo. Las negociaciones para hacerse con los derechos del juego terminaron en julio de 1982, dando a Warshaw sólo cuatro semanas para desarrollarlo a tiempo para la campaña de Navidad de ese año. Como resultado, el juego no pasó todos los controles de calidad -por ejemplo, las pruebas previas con usuarios-, quedando con errores de programación.

E.T. es citado frecuentemente como uno de los factores de las grandes pérdidas que Atari presentó en 1983 y 1984. La gente comenzó a devolverlo porque no sabían cómo jugarlo. Los juegos habituales de la 2600 eran de acción o de mesa, títulos muy sencillos para usar el joystick y disparar. Por su parte, E.T. se acercaba al concepto de la aventura, parecido al Adventure de 1980, y provocó un rechazo entre la gente que esperaba un juego de acción o más dinámico.

¿Qué sucedió para que se torciera la suerte del lanzamiento? El juego, finalmente, llegó a tiempo para la tan ansiada campaña. Se anunció en televisión y se esperaba su salida. Y Atari, confiada ante el éxito, ordenó fabricar más cartuchos que consolas, esperando que el éxito del juego hiciera que la venta de consolas llegara hasta el cielo. El problema fue que llegaron pocas unidades para Navidad, pero Atari seguía fabricando más cartuchos.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”i663y-mFslo”]

Pasada la época navideña, llegó el desastre: Atari se quedó con miles de cartuchos devueltos de tienda y otras unidades que no se llegaron a vender. Y, como a nadie le convenía reciclar, decidieron deshacerse de ese material.

Pero la historia dio un giro poco conocido. La leyenda dice que el juego era malísimo y que por eso lo enterraron. Como resultado de una sobre producción y de muchas devoluciones, millones de cartuchos sin vender fueron enterrados en un vertedero de Alamogordo, Nuevo México. En septiembre de 1983, el Alamogordo Daily News reportó en una serie de artículos que entre diez y veinte camiones cargados con cajas, cartuchos y consolas provenientes de un almacén de Atari en El Paso, Texas, llevaron los objetos a un vertedero cerca de la ciudad, donde fueron compactados y enterrados. Era la primera vez que Atari acudía al vertedero, que fue elegido porque no se permitía retirar los desechos y éstos eran compactados y enterrados cada noche. La razón que dio Atari para el entierro fue que estaban haciendo la transición de juegos de Atari 2600 a Atari 5200. Pero, el oficial de Atari, Bruce Enten, declaró luego que la empresa estaba enviando principalmente materiales rotos y devueltos al basurero de Alamogordo y que era “en su totalidad materia inservible”.

El 28 de septiembre de 1982, The New York Times reportó la historia de Atari y el tiradero de basura en Nuevo México. Un representante de la empresa confirmó la historia en el periódico y se especula que la mayoría de las 3.5 millones de copias sin vender de E.T. the Extra-Terrestrial terminaron en ese vertedero, compactadas y cubiertas con cemento. Eventualmente, la ciudad comenzó a protestar por la gran cantidad de desechos que Atari estaba arrojando, incluso un comisionado declaró que el área no quería convertirse “en un basurero industrial de El Paso”. Entonces, el gerente local  de la empresa ordenó que el entierro de desechos terminara poco tiempo después.

Pero esta historia no termina acá. El pasado marzo de 2014, Lightbox Interactive y Fuel Industries, anunciaron sus intenciones de excavar el desierto de Nuevo México para encontrar los legendarios cartuchos del videojuego de Atari. Xbox Entertainment Studios decidió involucrarse en la excavación para rodar un documental que podrá verse próximamente en Xbox Live. Aquí podemos ver un avance del medio IGN que estuvo en los primeros días del desentierro de los cartuchos. La historia continúa y ahora a espera el documental del extraterrestre inmortalizado por volar en bicicleta a través de la luna.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”Au4rDoyiaQ8″]

Compartir