Muchas marcas trabajan durante años sin nunca conocer la dulzura de un hit viral; sin embargo, una bestia aún más rara es el brand booster inintencional, aquel video viral que te describe. Imposible de planear o predecir –y complicado de comercializar- el momento en el que aparece este contenido no se puede advertir, al igual que el unicornio albino del marketing viral. A continuación, cuatro ejemplos inadvertidos para que te celes y esperes que alguna vez, quizás, la suerte te llegue.

GoPro: un oso se comió mi GoPro

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”81DCfygJWwU”]

Mientras filmaba un documental sobre la vida salvaje para BBC, el camarógrafo Brad Josephs dejó su cámara GoPro a la rivera del río, esperando para tener imágenes más cercanas de un oso. Pero lo que no planeó fue que uno de estos sujetos encontrara su cámara y la usara por dos minutos. Extraordinariamente, la cámara estaba ilesa y Brad pudo recobrarla y subir el video a su cuenta de YouTube, donde tiene más de un millón y medio de views.

GoPro encontró el video y lo subió a su canal de YouTube, convirtiéndolo en su propio portal de branded video, donde más de un millón de personas encontró pudo verlo. Sin duda, que tu producto pase por las garras de uno de los animales más peligrosos no es una oportunidad de marketing que quieras dejar pasar.

Dreamworks: sable de luz de juguete

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”M26RufAG1yw”]

Es probable que el departamento de PR de Steven Spielberg le haya invitado uno o dos tragos al compositor de efectos especiales Daniel Hashi-Moto luego de que su trabajo extra curricular se hiciera viral al comienzo del año. Daniel editó pequeños clips de su hijo James, agregándole explosiones, armas, lava y hasta un cohete de McDonald’s.

Posteado a través de la cuenta “Action movie kid” Hashi-Moto fue rápidamente contactado desde los medios luego de que un clip de su hijo en la juguetería Toys R Us recorriera las redes sociales.

Los videos de Daniel y James fueron vistos más de treinta y dos millones de veces, alcanzando un inesperado boom para una compañía cuyo departamento de marketing está acostumbrado a pagar sumas imposibles para esa cantidad de views.

Home Depot: la propuesta de matrimonio de Spencer

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”l4HpWQmEXrM”]

Aunque parece improbable, Home Depot no tenía ni la menor idea del plan (aunque habían dejado libre una parte de la tienda): esta pretenciosa propuesta de casamiento. Allí fue donde Spencer y Dustin se conocieron mientras buscaban artículos para el hogar. Seis meses más tarde, luego del resonante “Sí” de Dustin, la pareja dijo sus votos en los Grammy Awards de 2014, en una ceremonia oficiada por la propia Queen Latifah.

Una propuesta vista por doce millones de personas en YouTube es toda una experiencia para comenzar un matrimonio… y para una supertienda de hardware.

Starbucks: seducción viral

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”4ki-5_BD7Zw”]

Esta es la única entrada de nuestra lista que alcanzó suficiente notoriedad  para invadir los resultados de auto-completar de Google: saluden a la curiosa técnica de seducción de Brody Curtis, AKA Starbucks Drake Hands Guy.

Luego de obtener el teléfono móvil de la modelo Piper Kennedy después de servirle café, Curtis envió el siguiente video. Subido a Instagram por los amigos de Piper, levantó un millón de imitadores bajo el hashtag #StarbucksDrakeHands, y el premio de Hombre del Año de Break.com

No solo se convirtió en un sólido hit viral, Starbucks Drake Hands está en el podio de la lista por brindar PR inintencional no a una sino a dos marcas internacionales. Bien jugado, Sr Curtis –ahora a volver al trabajo de la técnica de recepción.

Texto: Jon Norris | Traducción: Red Innova | Fuente texto: www.contently.com/strategist | Fuente imagen: flickr.com/sanofi-pasteur