One Dollar Dreams nació de la pasión, la creatividad y las ganas de ayudar a otros a hacer de los sueños, realidades. Pero Instagram tuvo mucho que ver. Pachi Tamer es un publicista y fotógrafo argentino que, luego de trabajar veinte años en el mundo del advertising, decidió contar historias de una manera diferente.

El accidente automovilístico de sus padres y el divorcio de su mujer en Austin, Texas, lo dejaron derrumbado, sin familia y sin hogar. Y el apoyo espiritual y la contención que tanto necesitaba, los encontró a través de los retratos de la gente de la calle. Allí fue donde halló el sostén que necesitaba y la gente y sus situaciones lo ayudaron a valorar todo lo que tenía. Por cada imagen, él les daba un dólar.

Foto tras foto, contaba la historia de cada persona y sumaba seguidores. Un día se encontró con un hombre que le dijo que, antes de morirse, solo quería ir a Oktoberfest. Pachi –que ya tenía más de cinco mil seguidores en Instagram– pensó que si conseguía que cada uno de esos followers le donaran un dólar, podría llevar a este indigente al mega evento en Alemania. Así empezó el sueño. “¿Quién quiere llevar a este tipo a Oktoberfest?”. Creó una cuenta de Paypal, armó One Dollar Dreams y, automáticamente, una señora de Japón le envió cien dólares y así otros. Había una idea grande.

“Somos todos iguales. Siempre trato de estar agradecido por lo que tengo y no preocupado por lo que me falta”, afirma Pachi Tamer en cada entrevista o charla que da. Y se nota.

A continuación, recordamos la participación de Pachi en TedxRosario 2013. Allí sorprendió a la audiencia con su charla “Zapatos nuevos”, en donde contó algunas de sus experiencias alrededor del mundo y cómo se gestó One Dollar Dreams. Disfrazado de indigente, habló a sala llena de los prejuicios que marcan a nuestra sociedad.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”13Dy45RHFlk”]

[*El presente video contiene imágenes prohibidas para menores de 18 años]