Hace un tiempo, en Twitter tuvimos una interesante (aunque corta) discusión con Juan Pablo Buriticá y Camilo Aguilar (dos expertos colombianos en tecnología radicados en Nueva York) sobre el equipo emprendedor ideal en un negocio de base tecnológica. Esta discusión constructiva me lleva a escribir este post para aclarar mi visión del tema y tratar de generar un lenguaje correcto a la hora de identificar los distintos tipos de startups:

1. Startups de tecnología pura:

Son aquellos que buscan desarrollar un producto tecnológico disruptivo que cambie el status quo de la industria transformado radicalmente los modelos de negocio. En general, sus equipos son personas con grados de maestría y doctorado en ciencias (ejemplo: ciencias de la computación, robótica, biotecnología, mecatrónica, etcétera). Sus productos necesitan financiación por etapas pero sostenida hasta que logran validación tangible (aún sin generar un peso en ingresos en muchas ocasiones) y son adquiridos en altas cifras por grandes jugadores del mercado. Claramente, el equipo ideal son  brillantes geeks y en una determinada etapa de avance para hacer fundrising y darle visibilidad, necesitan a un visionario y ejecutor del negocio. Google es un ejemplo de un negocio impresionante que nació de esta manera pero que creció es su modelo de negocio y de ingresos gracias a Eric Schmidtexperimentado ejecutivo del sector quien lideró las operaciones entre 2001 y 2011.

2. Startups de internet:

Estos emprendimientos usan la web para llevar en muchos casos negocios tradicionales o problemas existentes a una solución en la web. Tal vez, antes del 2003 muchos de ellos necesitaban ingenieros y programadores en el equipo dedicados full time siendo los mismos co-founders pero, a partir de la existencia de soluciones estándar ultra validadas de soluciones tecnológicas, (sobre todo en temas de e-commerce) dejó de necesitarse una infraestructura tan pesada en desarrollo y con un buen CTO que sepa contratar recursos cuando se necesitan se soluciona el problema. Viendo la historia, el liderazgo de los más exitosos startups de internet en América Latina siempre estuvo en personas con visión y formación de negocios, muchos de ellos con MBAs de prestigiosas escuelas. Dos ejemplos claros  son MercadoLibre.com  (con sus co-founders egresados del MBA de Stanford) y Olx.com (cuyos co-founders se graduaron del MBA en Harvard).

3. Startups adoptantes de tecnologías existentes:

En este caso, se trata de startups que adoptan tecnologías existentes por ser libres o porque sus patentes no cubren ciertos territorios y crean modelos de negocios adaptados a entornos locales. Claramente, el perfil del equipo es más de negocios con soporte en expertos en tecnología, similar al caso anterior. Este es el caso de una de las empresas en las que he sido socio llamada NautorPharma, donde tomamos patentes coreanas aplicadas a biotecnología y con eso construimos el producto Biopiscinas.

Ahora bien, para concluir y en mi opinión donde hay más oportunidades en América Latina y mercados emergentes es en las opciones 2 y 3 (porque la chance de generar tecnologías disruptivas  en estas regiones es muy baja sinceramente); sin embargo, como capitalista de riesgo estoy muy preocupado porque encuentro sobre todo en Colombia mucho programador de apps y juegos y muy poco talento en visión y ejecución de negocios, y los planes de fomento del ecosistema van más a desarrollo de tecnologías que a formación de CEOs de empresas de internet, algo que las escuelas de negocio de las universidad no saben hacer.

Fuente imagen: www.visioncritical.com