No Man’s Sky es un juego que en la última E3 nos dejó a todos cautivados. Cuando tenemos que describir este título es imposible no emocionarnos. Una aventura en primera persona en la que vamos a poder explorar un mundo abierto hasta que nos subamos a una nave espacial que nos permite viajar a otro mundo. Esta jugabilidad se va a repetir con cada gamer que esté explorando la galaxia, haciendo así un rico universo virtual para soñar a cada momento.

Sean Murray, Gerente y Fundador de Hello Games, concedió algunas entrevistas y añadió varios detalles a lo que ya se había comentado en los últimos meses. Según sus palabras, este era un juego que había estado en su mente durante prácticamente toda su vida, desde sus años de iniciación en los videojuegos y la programación con un Amstrad CPC mientras vivía con su familia en Australia. En una entrevista a la revista Edge, Murray contaba cómo descubría las posibilidades de la informática mientras residía en medio de la nada, en un lugar alejado de la civilización y con una noche de perfecta oscuridad, sin más luces que las estrellas del cielo. Ya entonces soñaba con juegos que le permitieran explorar y descubrir galaxias enteras, aunque hasta que no fundó su propio estudio y consiguió un éxito como Joe Danger no puedo hacerlo.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”jT-QBVEhxu4″]

Hay un elemento de misterio en No Man’s Sky, sus responsables no quieren detallar en exceso la experiencia dado que es fundamentalmente un juego de descubrimiento, pero tenemos algunas claves. En primer lugar, hay que saber que el universo es inmenso, pero no procedural en el sentido de Minecraft, en donde podemos generar ilimitados mundos siempre distintos. En No Man’s Sky se están usando las técnicas procedurales para crear un único y compartido universo, un espacio inmenso repleto de lugares y planetas. No tenemos, ni tendremos medidas exactas del espacio que vamos a explorar pero va a ser realmente enorme. Consultados por la posibilidad de que el juego tenga tanto éxito, que los gamers devoren el contenido en pocas semanas como un MMO, Murray se mostró más que confiado: “Probablemente, estás infravalorando el tamaño del universo. Si todos los habitantes de la Tierra tuvieran naves muy potentes y tratáramos de mapear hasta el último rincón del universo, no nos llegaría la vida para conseguirlo”. El espacio de No Man’s Sky es prácticamente infinito, pero aunque las zonas iniciales queden totalmente exploradas y sigan llegando nuevos jugadores, hay planes para conseguir que las cosas sigan en funcionamiento y aparezcan nuevas posibilidades de descubrimiento.

Un aspecto que hay que entender de este juego es que no es un MMO sino una experiencia compartida y comunitaria, pero no un juego masivo online. Como explicó Murray, lo normal en un juego de estas características es aglutinar jugadores en zonas comunes para incentivar la interacción y la colaboración/competición. No Man’s Sky, en cambio, se va al lado opuesto: pone a los jugadores lo más alejados posibles entre ellos, en las regiones más externas del universo. A partir de ahí, los usuarios comenzarán sus viajes y buscarán la clase de actividades que quieren realizar, pero pueden tardar bastante en cruzarse con otros jugadores. La gente de Hello Games menciona ciertos aspectos de Demon’s Souls, como una inspiración para lo que quieren conseguir a nivel de multijugador, con los gamers compartiendo a nivel de comunidad sus descubrimientos (o no).

El elemento de exploración es clave y uno de los más promocionados en estas fases del proyecto. Los jugadores pueden explorar el espacio y los planetas en detalle, encontrando mares, océanos, montañas, ríos, cordilleras, grutas y especies autóctonas de cada planeta. Todo esto está creado de forma procedural y garantiza que haya una inabarcable variedad pero cada descubrimiento tendrá un sentido de propiedad: el primero en llegar allí podrá reclamar la autoría del descubrimiento, y todos los jugadores que lleguen detrás sabrán que ese planeta, o ese animal que están fotografiando ha sido descubierto antes por otro jugador. Pero no será siempre un agradable paseo ni mucho menos: el universo estará repleto de peligros, desde planetas poco amables con la vida a especies peligrosas y carnívoras con las que tendremos que tener mucho cuidado. También pudimos ver en el trailer que habrá combate espacial entre naves, así que nadie debería pensar que se trata de un juego de safari espacial, Murray ya dejó claro que “no es una experiencia pasiva”. El objetivo es conseguir combinar la idea procedural con un toque humano que consiga llenar el universo de elementos excitantes con los que forjar toda clase de aventuras y experiencias.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”nLtmEjqzg7M”]

Otra influencia que se menciona en No Man’s Sky es Minecraft, particularmente, en la decisión de no incluir un tutorial o explicar las cosas en detalle dentro del juego. Para los responsables de Hello Games, que el juego no detalle cosas como las recetas para producir los objetos y que deje que el jugador las descubra es una de las grandes experiencias de juego de Notch y algo que quieren replicar. Es por ello que el estudio no va a entrar en excesivos detalles ni a explicar las características del juego para “venderlo”, necesitan que el jugador entre con preguntas y que vaya aprendiendo sobre la marcha.

A pesar de no querer compartir demasiados detalles, se sabe que cada sistema solar tendrá un elemento, un objetivo que alterará profundamente todo el sistema pero, para conseguirlo, será imprescindible la participación de un gran número de jugadores, que serán los que decidan si quieren acometer ese objetivo o no -la naturaleza de ese cambio es un misterio y, posiblemente, lo sea hasta que tengamos el juego entre manos-. También es conocida la fuerte inspiración en obras de ciencia ficción, particularmente Asimov, que volvió a salir a la palestra en las declaraciones de Murray en este E3.

Y en cuanto a los gráficos, no hay mucho que añadir a lo ya visto: intrincados, variados y con mucho color. No se trata de desplegar la mayor cantidad de polígonos o efectos sino en utilizar la tecnología en función de los objetivos principales del juego. Aunque nada de esto impide que sea un título de sorprendente belleza y estilo dentro de cierta y necesaria abstracción procedural. Hello Games desprende ahora mismo una confianza y una pasión que resultan contagiosas, dejándonos con grandes esperanzas de que sean capaces de desarrollar su visión y ofrecernos una experiencia realmente única.

Compartir