Generalmente, llegan cuando menos las querés, entran y salen regularmente y son difíciles de evitar. Haces todo lo que puedes para que se vayan pero, a veces, simplemente no es posible.

No, esta nota no es sobre la familia de tu marido o esposa, ¡es sobre comerciales!

De un tiempo a esta parte, las personas han tenido que soportar decenas de comerciales atosigándolos por todos lados; ya sea durante un programa (como cuando American Idol está a punto de anunciar el ganador de la temporada), en los tiempos de un partido deportivo o, incluso, al comienzo de las más recientes películas.

Sin embargo, la publicidad que interrumpe e interrumpe ya no es tan efectiva como antes, dado que las personas cada vez miran menos televisión. Por el contrario, la tendencia ahora se está moviendo hacia los videos online.

“El porcentaje de adultos que están online y mira o descarga videos ha venido creciendo durante los últimos cuatro años, pasando de un 69% en 2009 a un 78% al día de hoy”, escribe Kristen Purcell de Pew Research Internet Project. Y una tercera parte de los millennials no mira televisión, de acuerdo a The New York Times.

Como resultado, las marcas están presionadas a crear contenido que la gente realmente quiera consumir.

La publicidad a largo plazo

Seas o no fanático de la Copa Mundial de Fútbol, fue difícil perderse “The Last Game”, el maravilloso corto animado con calidad Pixar que lanzó Nike a principios de junio. La publicidad mostraba las versiones animadas de Neymar, Howard y Ronald y se convirtió por un instante en la gran sensación online. Tuvo millones de views en YouTube, en parte, porque Nike estuvo promoviéndolo en sitios como ESPN.

Entonces, ¿por qué Nike hizo de este corto animado una de las piezas centrales de la publicidad de la Copa Mundial de Fútbol?

“La tendencia comenzó debido al tiempo que la gente pasa hoy en internet, multiplicado por el costo del delivery a través de sitios gratuitos como YouTube, Vimeo, Facebook y otros”, explicó David Salinas, CEO de Digital Surgeons, una agencia que brinda servicios de branding integrado.

Helado, amor entre lesbianas y Lily Allen

Una de las primeras y más exitosas marcas en sacar ventaja de la tendencia fue Cornetto, una compañía de helados basada en el Reino Unido. A lo largo de los últimos meses, Cornetto lanzó una serie de películas cortas y románticas: “Cupidity Series”. El ejemplo más notable es “40 Love”, una historia de amor entre dos mujeres –una tenista y el árbitro que deja K.O. con su juego errante- que realmente atrae. Una de las estrellas es Lily Allen, que sin duda ayudó a atraer a más de un millón de views entre YouTube y Vimeo.

[vimeo width=”560″ height=”315″ video_id=”91333666″]

Técnicamente, el video es una publicidad del helado de Cornetto, pero solo puedes echarle un ojo al producto al final y ni siquiera es parte de la historia.

Eso puede ser una buena idea.

“Algunos pueden argumentar que el producto como un afterthought es mala publicidad pero creo que hay algo por decir gracias al valor de entretenimiento y la conexión con el consumidor”, escribió Roo Ciambriello en Adweek.

¿El futuro de los comerciales?

Cornetto y Nike no son las únicas marcas que tienen éxito en publicidades de largo plazo. Muchas otras están sumándose y varias tienen a actores y actrices de renombre en ellas. Por ejemplo, en 2010, Oliver Peoples lanzó a un video de tres minutos, protagonizado por Elijah Wood y la rockstar Shirley Manson.

Chipotle también saltó al mundo de los videos online al crear una serie satírica para Hulu, denominada “Farmed and Dangerous. El episodio piloto fue lanzado en febrero de este año, y el resto de los videos en cuatro partes al aire durante cuatro lunes consecutivos. El proyecto tuvo tan buenos resultados que ya están trabajando en un próximo proyecto.

De acuerdo al Video Monetization Report de Freewheel, las views en publicidad digital crecieron un 86 por ciento en el último año. Entonces, mientras muchos marketineros todavía focalizan en crear trabajos “cortos y dulces” para los millennials que tienen problemas de atención, la clave puede no estar en la longitud del video sino en la historia que hay detrás.

No es un proceso fácil

Al tiempo que muchos tienden a creer que las publicidad a largo plazo son una simple cuestión de “Si lo construyes, vendrán”, esa no es siempre la respuesta, de acuerdo a Salinas. “Hoy las compañías están apuntando a grandes contadores de historias, directores y productores para crear contenido que impacte”, aseguró.

Y luego de que los videos son creados, está el tema de hacer que las marcas sean vistas. Sería una vergüenza, después de todo, usar tanto dinero en producción y que no hubiera repercusiones. “Millones de dólares son utilizados para que el contenido llegue a influenciadores, social media y plataformas pagas a través de YouTube, Facebook y Twitter, sostuvo Salinas.

En este preciso momento, las marcas están apostando que ese dinero sea bien utilizado.

Texto: Bill Kolbenschlag | Traducción: Red Innova | Fuente texto: www.contently.com/strategist | Fuente imagen: paranormalnewengland.com