Creatividad, una palabra presente en todos los ámbitos de la vida. Tan grande, tan profunda e intensa. Ahora bien, ¿cómo se la trabaja o estimula? ¿De qué forma o con qué ejercicios podemos sacar su mayor provecho? Solo pensamos en potenciarla y, sin darnos cuenta, muchas veces terminamos bloqueándola. “Que fluya, que fluya”, aconsejan algunos. ¿Pero cómo diablos se logra eso? Red Innova te acerca siete consejos que te ayudarán a aclarar el panorama e iluminarte. Después nos cuentas qué tal la práctica.

1. Repasa tu misión. Es posible que, de vez en cuando, se te olvide. Para ello, tenerla a mano y revisarla cada tanto te ayudará a enforcarte en el porqué de tu empresa.

2. Apóyate en tus clientes. Hay quienes sostienen que, cuando se sienten estancados o frustrados, llaman a sus clientes favoritos como una forma de reiniciar su creatividad.

LEE TAMBIÉN: 5 famosos que se decidieron a invertir en tecnología

3. Reúnete con empleados. Ellos conocen tu negocio desde una perspectiva diferente a la tuya y, aunque no lo creas, juntarte regularmente mantiene el flujo de inspiración y creatividad. Además, le da a tu equipo un sentido de pertenencia y vos propia.

4. Tómate unas horas libres para hacer algo que te inspire. Alejarte de la oficina durante algunas horas o idealmente un día completo te permite regresar a la oficina con una perspectiva fresca. Pasar ese tiempo en lugares que te inspiren o calmen es óptimo para este propósito.

5. Medita o haz ejercicio. Esto lo sabe todo el mundo: cuanto más tratamos de generar creatividad, más la bloqueamos. Estar en silencio durante algunos minutos al día puede hacer salir los jugos creativos y clarificar la mente.

LEE TAMBIÉN: Los 10 mandamientos del emprendedor, según Steve Jobs

6. Llama a un amigo y júntate a tomar un café. Pasar un rato con los que más nos conocen nos abre un nuevo mundo de ideas.

7. Desconéctate. La idea de que un emprendedor se desconecte del trabajo por un día o hasta por unas horas parece impensable. Pero una cosa que he aprendido es que cuando me desconecto del trabajo es cuando mi creatividad se abre. Hay algo realmente poderoso en crear un espacio entre el trabajo y uno mismo.

Fuente imagen: clubparenting.com