Los videojuegos deben estar acompañados de buena música y efectos increíbles. Es casi una ley tácita que cualquier exponente debe cumplir. Cada vez es más alto el nivel de excelencia que se le pide a un soundtrack y por eso muchas veces se contratan músicos de gran nivel a la hora de pensar en la melodía que debe acompañar la experiencia.

Por ejemplo, el músico y compositor argentino Gustavo Santaolalla -ganador de dos premios Oscar por la composición de música para películas, además de 15 Grammy– fue el responsable de la banda de sonido del videojuego The Last of Us, que le demandó aproximadamente dos años de trabajo. Es el primero en su país que tiene ese nivel de responsabilidad en la producción de un juego de esta importancia. En la presentación del título, se proyectó una conferencia en donde Santaolalla contó las diferencias y similitudes entre trabajar para un film y para un videogame“En la mayoría de las películas en las que he trabajado, compuse la música antes de ver nada, sólo con el libreto. En este caso fue similar: empecé a componer y hacer música a partir de la historia, de los guiones y de las charlas con Neil Druckmann (director y guionista del juego)”. Y luego afirmó:  “En los films se hace una cantidad de música mucho menor que para un videogame. Una película puede oscilar entre 30 o 40 minutos como mucho. Para The Last of us hice casi tres horas de música. Y parte de esa se desarma, se desestructura y se utilizan capas de esos sonidos; entonces la duración es aún mayor. Además, una película dura alrededor de dos horas y el videojuego, si te metés en todos los lugares, tardás unas veinte. Entonces hay bastante más música”.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”Ejdjcun2Jo4″]

Pero la relación entre la música y los videojuegos no se centra solo en un soundtrack: también existen conciertos específicamente para gamers que podría sorprender a más de uno, por su nivel y presencia en el escenario.

Final Fantasy comenzó como un videojuego en 1987, creado por Hironobu Sakaguchi, asociado con Square Enix. Más tarde, la saga generó mucho más que un videojuego, incluso películas y todo tipo de merchandise. El principal compositor de la música de la serie es Nobuo Uematsu, quien compuso prácticamente todos los soundtracks de los nueve primeros juegos y también dirigió la producción de varios álbums.

LEE TAMBIÉN: ¿El futuro de la educación está en los videojuegos?

La música de la franquicia ha tenido numerosos conciertos, tours y otras performances en vivo como Orchestral Game Music Concerts, Symphonic Game Music Concerts, Play! A Video Game Symphony y en Video Games Live Concert Tours, mientras se formaban las bases para conciertos específicos de Final Fantasy. El primero de estos conciertos fue 20020220 Music from Final Fantasy en febrero de 2002. De ahí en más siguió escalando hasta la serie de conciertos más larga hasta la fecha, Distant Worlds: Music from Final Fantasy Tour, que comenzó en 2007 y continúa actualmente alrededor del mundo. Este show empezó en Estocolmo, Suecia, continuó sus presentaciones alrededor del mundo conducido por Arnie Roth y como compositor Uematsu. El 20 de julio de 2013 llegó a Argentina y los fanáticos se agruparon en el Teatro Gran Rex para vivirlo:

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”jOpVNNBbU0c”]

Otro interesante concierto de este tipo es Video Games Live (VGL), una serie de shows creados y producidos por dos veteranos de la industria: Tommy Tallarico y Jack Wall. Los conciertos consisten en segmentos de videojuegos que se musicalizan con una orquesta en vivo, sincronizando luces y efectos para generar un espectáculo único en su tipo. Los conciertos son conducidos por Emmanuel FratianniWall y Tallarico pasaron tres años planeando el show. Debutó el 6 de julio de 2005 en el Hollywood Bowl, donde la orquesta filarmónica de Los Ángeles tocó para una audiencia de 11.000 personas. Se lograron tres conciertos en el primer año y, en 2006, el show fue relanzado con 11 recitales alrededor del mundo. El concierto se extendió a 30 ciudades en 2007, 47 ciudades en 2008 y se lograron más de 70 shows en 2009. El mismo tiene segmentos donde los miembros de la audiencia son llamados a jugar videojuegos en el escenario mientras la orquesta toca en sincronía con el jugador, por ejemplo, en experiencias como Frogger, Space Invaders, Donkey Kong y Guitar Hero.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”GBpzVD4GZ8E”]

Fuente imagen: coachingdelfluir.wordpress.com

Compartir