Una pregunta que nos hacemos todos los gamers, ¿se puede vivir de jugar videojuegos?.  Hace un tiempo esto sería una tarea titánica, es decir, imposible. Pero en la actualidad, las competiciones de eSports, ya tienen el contexto, el dinero y prestigio suficientes para que algunos gamers ya puedan vivir (y en algunos casos muy bien) de jugar.

Pero primero: ¿qué es eSports? Electronic Sports (o eSports) es un término para las competiciones de videojuegos especialmente creadas para profesionales. Los géneros más comunes asociados a estos eventos son los real-time strategy, fighting, first-person y los shooter. Históricamente los eSports no han tenido mucha presencia en medios como la televisión o la radio y debido a esto se han incrementado mucho las plataformas de streaming, particularmente Twitch, que se ha convertido en un aspecto central de estas competencias. Los eSports empezaron en el 2000 y en poco tiempo algunos torneos se volvieron populares. Eso dio el puntapié inicial a los World Cyber Games y las Electronic Sports World Cup, ambos grandes torneo internacionales que se continúan realizando, año a año, hasta la actualidad.

Un gran ejemplo de eSports es Major League Gaming (MLG), lanzada en 2002, se constituye como la liga más longeva y exitosa en este deporte, con una gran variedad de géneros como shooters o real time strategy. En el 2013, el campeonato de invierno ya tenía premios de más de ciento setenta mil dólares. MLG también fue el primer torneo televisado en Estados Unidos, pero su popularidad no fue suficiente para mantenerse en pantalla y actualmente continúa emitiéndose por streaming. En la primavera de 2012, por ejemplo, hubo cuatro millones de viewers, incluso ganándole a eventos de deporte “reales” como el NBA All-Star Game.

La Liga Global de StarCraft II(GSL), es una liga surcoreana considerada mundialmente como la competencia más prestigiosa de real time strategy (en Korea el Starcraft es considerado deporte nacional). La GSL a doblado sus viewers cada año desde su lanzamiento en 2010 y actualmente ya posee más de sesenta millones alrededor del mundo.

Pero si hablamos de premios increíbles tenemos que pensar en Dota 2 (MOBA: Multiplayer Online Battle Arena) este juego tiene tiempo posicionándose en lo alto de los eSport, por sus jugadores profesionales y su compromiso con el juego. Y lo que realmente hace que este juego brille en el escenario de los deportes electrónicos es The International. Un evento anual de Dota 2 que tiene como sponsor principal a Valve Corporation (una de las desarrolladoras de videojuegos más grandes del mundo) en donde dieciséis equipos compiten por un premio, que actualmente consta de diez millones de dólares.

Teniendo como base estos eventos, podemos conocer profesionales del gaming que han logrado este preciado sueño. El español Ocelote (como se lo conoce en el mundo online) es un caso paradigmático. Carlos Rodríguez (su nombre en el documento) tiene sólo 23 años, pero su  salario anual tiene siete cifras y no necesitó pasar por Harvard para lograrlo. Lo hizo desde su habitación. Juega al League of Legends (LoL), un juego cooperativo de cinco contra cinco. Por ejemplo, el Campeonato Mundial de LoL, de 2013, que se celebró en el estadio de Los Ángeles Lakers, le otorgó cinco millones de dólares al equipo ganador. Ocelote es el mejor en lo suyo. Viaja por el mundo, vive con humildad y empieza de a poco a vivir como una celebridad (ya hay un modelo de zapatillas Converse en su honor) y hace lo que tiene que hacer para conservar su lugar.

También esta el caso de Francisco “Patán” Sotullo, argentino, de 31 años de edad. Hace un tiempo se dio cuenta de que ya no tenía rivales en el FIFA entre sus amigos y se animó a desafiar al campeón de Argentina de ese momento. Cuando le ganó se le encendió la alerta. Se presentó en todos los torneos locales que pudo y pronto llegó el rally internacional. Entre sus palmares más importantes se hayan cuatro campeonatos nacionales –2005, 2008, 2011 y 2012–, un panamericano –2008, en México– y tres medallas de bronce en el campeonato mundial –2008, en Alemania; 2012, en Corea del Sur; y 2013, en China–.

No se conoce el dato exacto de cuántos jugadores hay en el mundo, sobre todo, porque es difícil discriminar entre aquellos ocasionales, regulares y profesionales. Pero se estima que en China ya hay 110 millones de cyber players y en Estados Unidos esa cifra llega a 95 millones (son estos los dos países con mayor cantidad de adeptos). Cuanta más gente juega videojuegos, más potenciales espectadores o progamers hay ahí afuera. Y el fenómeno sigue avanzando a pasos gigantes: crece en convocatoria, sponsors y premios. Lo que promueve cada vez más el profesionalismo dentro del gaming. Algunos jugadores están dedicándose a esto de tiempo completo, formando equipos con manager y hasta entrenadores.

El tiempo de los gamers profesionales, definitivamente, está llegando.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”UjZYMI1zB9s”]

Fuente Imagen: Howdoidoto.com

Compartir