A esta altura ya no quedan dudas que “el software se está comiendo al mundo” y de la mano de mobile (Android) el cambio se acelera aun más. Tampoco quedan dudas que la noción de la “idea única y original” es cada vez menos relevante y en todo caso se trata de ejecutar mejor, más rápido y en mayor escala. En este contexto, el mayor activo de una empresa de software es claramente el talento y puede implicar dinámicas muy diferentes al resto de las industrias.

Un ejemplo (extremo) de éxito podría ser el caso de Whatsapp, donde treinta ingenieros (sobre un total de cincuenta empleados) son responsables de un servicio que utilizan activamente unas 500 millones personas. Es interesante cómo la dinámica del talento se da en la industria del software de una forma muy particular:

“Most things in life have a dynamic range in which average to best is at most 2:1. For example if you go to New York City and get an average taxi cab driver versus the best taxi cab driver, you’ll probably get to your destination with the best taxi driver 30% faster. So 2:1 is a big dynamic range for most things in life.

Now, in software the difference between the average software developer and the best is 50:1; Maybe even 100:1. Very few things in life are like this, but what I was lucky enough to spend my life doing, which is software, is like this”Steve Jobs.

Es decir que, dada esta dinámica, el proceso de selección de programadores para una empresa de software no parece ser una tarea para el departamento de RRHH ni para tercerizar con una consultora sino más bien debería ser conducida por el propio CTO/CEO.

Fuente imagen: whohaventseen.wordpress.com

Compartir