Como el creador de Mickey Mouse y fundador de Disneyland, uno de los emprendedores más inspiradores del mundo de la animación y el entretenimiento no es otro que Walt Disney. Comenzó de forma humilde, muy lejos del éxito, pero trabajó duro para crear su propio triunfo.

Casi sesenta años más tarde, Disneyland abrió por primera vez sus puertas en julio de 1955; “el lugar más feliz de la Tierra” todavía atrae millones de visitantes cada año, y su mundo mágico de animación creado por Disney aún prospera e inspira a muchas personas, tanto jóvenes como adultas.

Aquí hay tres cosas que podemos aprender de uno de los más exitosos emprendedores de todos los tiempos: Walt Disney.

Haz aquello que amas

Walt Disney amaba dibujar. De hecho, lo amaba tanto que estaba dispuesto a trabajar en diversos trabajos solo para financiar su arte. Disney nos muestra que es importante trabajar duro para impulsar tus pasiones y cuando estás dispuesto a volver esa pasión en una carrera full-time, no hay duda que de te levantarás cada día sintiéndote satisfecho porque estarás haciendo lo que amas. Como un aspirante a emprendedor nunca deberás poner tus ambiciones en segundo plano.

“La mejor manera de empezar algo es dejar de hablar de ello y empezar a hacerlo”, Walt Disney.

Crea una experiencia

Los parques de Disney están construidos no solo para desarrollar una gran marca sino una gran experiencia. Cada uno de ellos es una instancia mágica en donde las familias y fanáticos de Disney pueden ver el esfuerzo y la atención en detalle en cada una de las atracciones, de los shows, restaurantes y el compromiso de los empleados.

El desarrollo de una experiencia en cada interacción, incluyendo servicios y el respaldo al cliente, deja de lado a la marca Disney y nos muestra que una buena marca prospera cuando genera sentimientos positivos en los clientes. Para los emprendedores es importante añadir toques personales cada vez que les sea posible para hacer que cada cliente se sienta especial.

“Disneyland es un trabajo de amor. No íbamos por Disneyland solo con la idea de hacer dinero”, Walt Disney.

No pares después de tu primer éxito

Disney nunca paró luego de un logro. En lugar de eso, inmediatamente comenzó a trabajar en otro proyecto, ya fuera una nueva película, un nuevo personaje o mejoras a sus protagonistas actuales. Por ejemplo, luego de completar su film legendario “Blancanieves y los Siete Enanitos”, inmediatamente comenzó a trabajar en otras películas como “Bambi” y “Fantasía”, que se convirtieron en igual de exitosas.

Incluso luego de crear su personaje más popular, Mickey Mouse, Disney sabía que era importante crear otros adicionales y continuar rediseñando sus dibujos para mejorarlos cada vez más. Disney es un primer ejemplo que el perfeccionamiento continuo lleva al éxito y que los emprendedores nunca deberían dejar de soñar y crear.

“Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad si tenemos el coraje de perseguirlos”, Walt Disney.

Walt Disney continúa inspirando a millones de personas hoy y su legado sigue vivo. Hay muchas cosas que los emprendedores pueden aprender de Disney y sus éxitos se han convertido en un modelo para crear la máxima experiencia de marca actual.

Fuente imagen: mywaltdisneyquotes.com