Los videojuegos y los zombies siempre han estado de la mano. Hay una infinidad de títulos que tratan de sacar provecho de la popularidad de los muertos vivientes pero, en 2011, uno de esos títulos sorprendió a todos. Se trataba de Dead Island, un videojuego de rol, acción y survival horror en un mundo abierto, que fue desarrollado por Techland y distribuido por Deep Silver para PC, Xbox 360 y PlayStation 3. Se centraba en el reto de la supervivencia en una isla infestada por zombies con un mayor énfasis en el combate cuerpo a cuerpo. Tiempo más tarde, una secuela vio la luz, pero la fórmula era anticuada y resultó ser un juego más de zombies. No pasó a mayores.

Pero el verdadero sucesor espiritual de Dead Island es Dying Light, un juego de supervivencia a un apocalipsis zombie que saldrá en febrero de 2015. En la Gamescom de este año pudo verse una demo del juego que permite soñar con una experiencia inolvidable.

Durante esa demo, el objetivo del jugador era poner explosivos en un edificio para enviar una señal a otros supervivientes de afuera. El videogame permite un modo cooperativo para trabajar y sobrevivir juntos, mientras competimos en algunos desafíos con nuestro compañero, por ejemplo, sobre quién puede matar más zombies en una cantidad de tiempo determinada o quién llega más rápido a un sector del inmenso mapa que nos presenta. Estos desafíos son opcionales, pero de gran ayuda para ganar dinero y otras recompensas. Pero estos desafíos cooperativos no son el único punto en el que vamos a interactuar con otros jugadores, debemos enfrentarnos por los pocos recursos del mapa.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”4Gyc5625xSQ”]

Dying Light propone mecánicas de día y noche. Durante el día, los jugadores atraviesan un vasto escenario urbano (arquitectónicamente similar a una ciudad sudamericana), buscando suministros y creando armas para defendernos de la población zombie. Podemos salvar otros sobrevivientes, los enemigos son lentos y no están interesados en nosotros. Durante la noche, el objetivo será sobrevivir, esconderse en lugares abandonados, acampar en techos o campos alejados. Los zombies ganan la habilidad de correr, incrementan el daño y hasta son capaces de saltar o escalar hacia las terrazas. El juego se basa en el combate cuerpo a cuerpo, existen armas de fuego pero son difíciles de conseguir. Hay más de 100 para crear y encontrar a lo largo del juego.

LEE TAMBIÉN: Destiny, un juego de 500 millones de dolares

El título comenzó su desarrollo como una secuela directa de Dead Island pero Techland hizo un juego completamente nuevo, ya que contiene nuevas habilidades, un mundo más masivo, nuevos zombies, el ciclo de día-noche, mejores gráficos y mecánicas. Solo nos queda cruzar los dedos, esperar a febrero y disfrutar de lo que promete ser uno de los mejores títulos para 2015.

Fuente imagen: meristation

Compartir