Se sumó Mark Zuckerberg; luego, Bill Gates. Hicieron lo suyo Lady Gaga, Justin Bieber, Lebron James y Lionel Messi. Le siguieron Shakira y Gerard Piqué, Ricky Martin y muchos otros famosos. Se trata del Ice Bucket Challenge, un fenómeno que se volvió viral y reta a las personas a tirarse un balde de agua helada encima o entregar una donación a la Fundación ALS contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Es decir que cada participante deberá desafiar a otras tres personas: los que cumplan antes de las 24 horas, deberán colaborar con diez dólares, de lo contrario, la donación deberá ser de cien dólares.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”maIzSLmQhls”]

Todo comenzó hace dos años cuando, luego de enterarse de que su amigo Peter Frates estaba siendo diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica, Corey Griffin decidió comenzar a juntar dinero. La enfermedad, también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, es una afección neuromuscular contra la que no se conoce cura y afecta a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal. Eso hace que quienes la sufren, pierdan el control de los movimientos de los músculos y, en muchos casos, lleva a la parálisis y posterior muerte del paciente.

Lo cierto es que, además de convertirse en una iniciativa masiva y viral, en donde celebrities y personajes del deporte, los negocios, la tecnología y la política se suman, lo que se busca es recaudar dinero. La Fundación ALS informó que ya lleva recolectado 31.5 millones de dólares en donaciones por parte de donantes existentes y 637.527 donantes nuevos, habiendo superado con creces los 1.9 millones de dólares que se recaudaron en el mismo período de 2013.

Es un desafío divertido, que viaja a la velocidad de la luz a través de las redes sociales y que pasa de unos a otros. Hay quienes piensan que los famosos multimillonarios que participan de la campaña solo buscan mostrarse, hacer publicidad. Ya que para muchos de ellos la plata no es un problema, deberían sumarse a las donaciones (como hicieron Barack Obama o Charlie Sheen que se negaron a tirarse el balde de agua helada) o, quizás, hablar más acerca de ELA. De todas formas, si bien la campaña busca recaudar dinero para la fundación, la mayor ganancia hoy es que la gente conozca la enfermedad que hasta hace 15 años era totalmente desconocida.

Pablo Larguía, Founder & CEO de Red Innova, también fue nominado al #IceBucketChallenge y cumplió:

Tres #IceBucketChallenge que no salieron del todo bien

1. Eso te pasa por cruel:

2. Hay veces que preparase no sirve de mucho:

3. ¿Cuántos litros habrá en ese balde?

Fuente imagen: time.com

Compartir