De la mano de las ya tan famosas plantas o los no tan queridos zombies, PopCap trae un nuevo giro a su franquicia que deja de lado los elementos de tower defense a los que nos tenían acostumbrados para darle paso a este shooter exclusivamente multiplayer.

Con la salida de multiplayers muy esperados y de renombre como  Battlefield 4, Call Of Duty: Ghosts o más recientemente Titanfall, creímos que el mercado orientado a este género por el momento ya estaba colmado. Es entonces cuando vuelve PopCap -responsable del exitoso Plants Vs. Zombies– y se anima a más ofreciendo un nuevo giro de la franquicia con Plants vs. Zombies: Garden Warfare.

Esta novedosa entrega nos presenta a las clásicas dos facciones enfrentadas en un shooter multiplayer más que divertido disponible para Xbox One, PS4, PC y Xbox 360. De la mano de cuatro personajes diferentes para cada equipo, se poseen tres habilidades propias que podemos ir desbloqueando y subiendo de nivel completando desafíos bastante simples.

Plantvszombiereview

Las clases son variadas pero, si bien no son tan explícitas, responden a las ya clásicas que vemos en cualquier shooter: Medic, Soldier, Sniper, Heavy. A su vez, a medida que jugamos, ganamos puntos con los que podremos comprar. Paquetes de figuritas que desbloquean desde ítems cosméticos como anteojos o sombreros, hasta variantes más poderosas de las clases comunes como un científico que en vez de la escopeta que usualmente usa, ahora tiene un delfín. Desgraciadamente, como buen paquete de figuritas, podemos conseguir desde objetos repetidos hasta la variante de una clase que justo odiamos y nunca vamos a usar. Si no tenemos ganas o creemos que no tener estas nuevas clases nos ponen en desventaja, Plants vs Zombies: Garden Warfare nos permite jugar en modo felpudo, donde no solo no están permitidas las modificaciones en los personajes sino que morir también nos da ventajas, ideal para aquellos que recién comienzan a jugar.

LEE TAMBIEN: Hohokum, arte interactivo en movimiento

Estamos acostumbrados a  que los juegos exclusivamente multiplayer sean para garantizar que la experiencia online sea óptima y enfocar todos esos recursos que podrían ser orientados al singleplayer en más variedad y modos. Sin embargo, esto no se cumple en este juego. Encontramos tres modos: Vanquish, el tan clásico Team Deathmatch en el cual aquel equipo en llegar a las 50 muertes gana; Co-op local (con la posibilidad de pantalla dividida), en el cual nos enfrentamos a zombies controlados por la consola mientras protegemos nuestros jardines; y, por último, “Gardens & Graveyards”, cuyo objetivo principal es proteger nuestros jardines si somos plantas o tratar de capturarlos si somos zombies.

Si hay algo que garantiza Plants vs. Zombies: Garden Warfare es que cada partida va a ser caótica. Con un máximo de doce jugadores por equipo (veinticuatro personas por partida en total) y mapas amplios pero no lo suficiente para que haya sectores abandonados en las partidas, siempre está la opción de hacer algo. No basta sólo con intentar matar enemigos, en ciertas partidas tendremos la posibilidad de plantar semillas en macetas que hacen las veces de torretas que disparan enemigos o sacar zombies de debajo de la tierra. Además, si uno de nuestros compañeros es derrotado, podemos revivirlo y de esta manera sacarle un punto al equipo contrario.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”0c6Qd4Rck1o”]

Cada nivel transcurre en los típicos suburbios americanos de casas bajas en mapas grandes con muchos detalles y, por sobre todo, muy coloridos. Tanto plantas como zombies tienen colores muy vívidos y hay una total falta de violencia por lo que sería muy atractivo para chicos si los controles fueran un poco más simples.

Es innegable que Plants vs. Zombies: Garden Warfare constituye una experiencia extremadamente divertida, rápida y caótica, sea cual sea el modo o el equipo que se elija. Gracias a su enorme variedad, elegir diferentes personajes convierte a cada partida en única y completamente diferente a la anterior. Sin embargo, deja gusto a poco y a un precio bastante elevado que sólo sería justificado con el agregado de más modos multiplayer o una campaña singleplayer. Es un buen viraje para una franquicia exitosa pero que lamentablemente sólo se puede recomendar en el caso de que lo encontremos en oferta.

Pro:

  • Clases variadas
  • Hasta 24 personas por partida
  • Muchas cosas para desbloquear
  • No sólo nos valemos de tiros para derrotar al equipo contrario

Contra:

  • Pocos mapas
  • Pocos modos
  • Falta de singleplayer

Puntaje: 7/10.

Fuente imagen: reliveandplay.com

Compartir