WeXchange, el programa del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que tendrá su próxima edición los días 11 y 12 de diciembre en Miami, Florida.

WeXchange es una plataforma destinada a apoyar el crecimiento de emprendedoras de compañías que operen en América Latina y/o el Caribe a través de networking, mentoría, una competición de negocios (“pitch competition”), la oportunidad de acceder a inversores para llevar sus negocios al siguiente nivel, e inspiración. Su primera edición, en diciembre del 2013, contó con la participación de 140 emprendedoras, inversoras/es, mentoras/es y expertas/os. Los conceptos eje de la jornada fueron “foco, perseverancia y pasión”, tres palabras que según Marta Cruz, Co-Fundadora y Directora de NXTP Labs, son las claves de una buena emprendedora.

Para conocer más acerca de este programa desde adentro, Red Innova entrevistó a Ángela Cois, Fundadora de la startup mexicana LastRoom y ganadora de la última edición de WeXchange.

-¿Qué significó para ti en lo personal y para LastRoom ganar la edición 2013 de WeXchange?

-En lo personal, participar al WeXchange me ayudó mucho a abrirme y a salir de mi área de confort. Me considero una persona introvertida y he crecido en un entorno cultural en donde la gente está algo cerrada y no se hace de amigos tan fácilmente. El networking no es una tarea fácil, se trata de salir de tu área de confort y de abrirte. Puedes sentirte incómoda las primeras veces pero, después de cierta práctica, será algo más natural y te sorprenderás de los resultados positivos sobre tu persona. Acudimos al evento casi 150 emprendedoras de diferentes países, mayormente España, Estados Unidos, México, Argentina y Chile. Solo seis de ellas éramos las finalistas de la pitch competition, las demás estaban allí por pura ganas de compartir sus proyectos y en algunos casos para validar sus ideas de negocio todavía por aterrizar. Compartir con quienes saben un poco más o tienen más experiencia en ciertos sectores y pueden darnos consejos muy valiosos sobre cómo arrancar o hacer crecer nuestras empresas es imprescindible. Hay que aprender a expresar inquietudes y dudas, es el primer paso para madurar y avanzar con nuestros proyectos.

wexchange

-¿Por qué es tan importante el rol de la mujer en el ecosistema emprendedor de la región?

-Uno de los efectos más relevantes de eventos como el WeXchange es el de crear comunidad. Conforme a que crezca el número de mujeres que emprenden negocios con base tecnológica en nuestra región, crece también la responsabilidad que tenemos de conocernos y consultarnos, aprendiendo cada una un poquito de la otra. La comunidad es la clave para hacer que nuestro ecosistema de startups crezca cada día más fuerte de los enlaces y colaboraciones entre emprendedoras. Nos hace falta escuchar a las historias de quienes ya lo estén haciendo o lo hayan logrado, para animarnos de entusiasmo y enfrentar con más optimismo los retos del delicado balance entre familia y empresa. El año pasado asistimos a las pláticas de emprendedoras que compartieron enfoques interesantes sobre de este tema, desmitificando muchos de los estereotipos  que nos hacen dudar de poder fundar una empresa con el potencial de  escalar a nivel global si al mismo tiempo somos esposas y madres. Estoy segura que las palabras de mujeres como Nicolette Moreno, Fundadora de OpenEnglish; y de Joan Lyman, Fundadora de SecureWorks, dos de las speakers del año pasado, resultaron ser muy inspiradoras tanto para las que ya estaban emprendiendo como para las que estaban allí para entender cómo arrancar su primer negocio. Eso es el poder de la comunidad.

-¿Qué recomendarías a mujeres que no se animan a emprender o están dando sus primeros pasos?

-Les diría que el momento perfecto para emprender no existe. Entre mujeres se me hace interesante sacar el paralelismo de la maternidad: ¿cuándo nos sentimos 100% listas para ella? ¿Quién nos garantiza que seremos capaces de hacerlo? No conozco a ejemplos de mujeres, ni las más determinadas de este mundo, que no lo vean como el reto más grande de la vida: bueno, consideren las dos experiencias “similares”. No existe un momento o una edad perfecta para emprender. Depende de nosotras, de cómo nos sentimos y de si queremos aceptar el reto. Además, todos tenemos el “certificado para fracasar”. Y quien no lo hace significa que no lo intenta. La mayoría de los emprendedores seriales ha tenido experiencias negativas y pueden contar de por lo menos un fracaso como parte integrante de su trayectoria. No hay que tenerle miedo a algo que no conocemos todavía. La vida está más llena de errores que de éxitos y eso vale en todas la esferas.

-¿Qué sugerencia darías a las mujeres que van a competir en la nueva edición de WeXchange?

-Primero que nada, es una óptima ocasión para testar tu carácter y tu capacidad de autocontrol hablando en público. Al final de la sesión de pitches, habrá periodistas y reporteros interesados en grabar una entrevista y haciéndote muchas preguntas sobre tu startup. Prepárate para recibir también muchos correos, solicitudes de entrevistas y menciones en redes sociales y blogs en los días siguientes al evento. Contesta, agradece y aprovecha de toda la media y la atención que te puede llegar. Probablemente serán los primeros experimentos de PR para tu negocio y se trata de una oportunidad de aprendizaje extremadamente valiosa. Luego considero que sea importantísimo en una etapa todavía temprana de tu negocio empezar a platicar de ello bajo la forma de un Elevator Pitch a un público de inversionista. Tómalo como una prueba, un experimento orientado a mejorar tu presentación gracias a la retroalimentación que estas personas te pueden dar. No pasa todos los días ser escuchados por tanta gente al mismo tiempo, es una oportunidad única y extremadamente valiosa para ti como persona y para tu negocio.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”ctvnsYrXM8E”]

El programa WeXchange está impulsado por Idear Soluciones para mejorar vidas, un movimiento del BID enfocado en promover la innovación, creatividad y el espíritu del emprendimiento dentro y fuera de la institución como instrumento del desarrollo. Cada año, Idear Soluciones culmina con un evento donde las mentes más creativas del mundo se reúnen para debatir y compartir soluciones innovadoras abordando retos del desarrollo. Este año se realizará el 2 de diciembre en la sede del BID en Washington, D.C..

El concurso está destinado a emprendimientos donde la tecnología y la innovación son piezas clave, en funcionamiento hace menos de 3 años y que no hayan recibido más de $US 1 millón de financiación. Las áreas elegibles son, por ejemplo, cloud computing, publicidad online, e-commerce, e-health, e-learning, aplicaciones móviles, juegos basados en Internet, redes sociales y aplicaciones de internet, video y entretenimiento, big data, internet of things, fintech y agronegocios, entre otros. Durante la jornada se compartirán historias de éxito, consejos, y habrá espacio para networking, mentoría y pitches a inversoras e inversores. Se resaltará la importancia del rol de la mujer como emprendedora y la necesidad de tener más emprendedoras dinámicas en la región.