Los perros siempre han sido los mejores amigos del hombre, prueba de ello es que juegan un papel imprescindible en las operaciones de rescate. Están al servicio de todos y son entrenados como animales de utilidad operativa. Y, a partir de ahora, su importancia va a ser mucho mayor. Desde finales de 2013, y dentro de la iniciativa Smart America Challenge, un equipo de investigadores norteamericanos ha estado estudiando la forma de aprovechar las nuevas tecnologías para que los equipos de emergencias formados hasta ahora por humanos y perros sean aún más eficaces en su trabajo. El proyecto fue bautizado como SERS (Smart Emergency Response Systems) y en él están implicadas organizaciones e instituciones como North Caroline State University, MathWorks, University of Washinton, MIT, BluHaptics, National Instruments, University of North Texas, Boeing y Worcester Polytechnic Institute. En concreto, Alper Bozkurt y David Roberts de la NC State University, y con una beca de la National Science Foundation, han centrado su investigación en los perros, desarrollando un chaleco de alta tecnología para ellos.

¿De qué se trata esta innovación? Una prenda que incorpora una serie de dispositivos inalámbricos para hacer más eficaz y seguro su trabajo: cámaras, micrófonos, altavoces, sensores táctiles, detectores de gas y radiación, tensiómetros y termómetros. Artilugios que serían controlados y estudiados a distancia. A través de estos chalecos, se pueden dar instrucciones al perro mediante voz e impulsos táctiles. Sus desarrolladores quieren dejar muy claro que el funcionamiento de esta vestimenta está basado en las técnicas del adiestramiento en positivo, recompensando, y que en ningún caso el can recibe castigos. Este sistema tampoco pretende sustituir a los guías humanos de los perros. Todo lo contrario, es un complemento para realizar mejor su trabajo y garantizar la seguridad del animal en las operaciones de rescate que en un futuro inmediato estarán integradas por un equipo de personas, robots, drones y canes porque por ahora ninguna tecnología es capaz de superar el olfato canino.

InternetparaperrosRedinnova

Actualmente, “la internet para perros” es una parte importante de un gran plan de sistema de respuesta en emergencia, que está siendo desarrollado para actuar ante ciertas catástrofes. Al contrario de robots y drones, hay evidencia que tener perros manejando una crisis no solo calma a los sobrevivientes, sino también baja el estrés del ambiente para hacer el rescate más cómodo. Los niveles de estrés de los perros también pueden leerse online. En la prueba de estas tecnologías había dos perros labradores, Simba y Diesel; ambos tenían estadísticas y aplicaciones monitoreando su corazón formando una red de nódulos vibrantes que pueden ser controlados por humanos y sensores que siguen sus movimientos. Los dos desarrolladores que están trabajando en la plataformas de comunicación con los perros aseguran que algún día muchos de estos avances se transformarán en algún tipo de traducción para el lenguaje canino.

LEE TAMBIÉN: ¿El próximo paso de las apps y la tecnología vestible estará al servicio de la salud?

“Una vez que entendamos lo que el perro está sintiendo y qué es lo que está haciendo remotamente, podremos lograr que la computadora nos hable sobre su estado y hacer que la computadora nos hable como si fuera el animal”, explica el Dr. Alper Bozkurt. “Si el perro está estresado, no es un buen momento para entrenar. Puede decirnos: ‘Estoy estresado, no quiero hacerlo ahora'”.

Lassie ya no tiene que ladrarle al Sheriff para anunciar el peligro, esta forma de comunicación llega para revolucionar nuestra relación con los animales para siempre.

Fuente imagen: www.perrosdebusqueda.com

Compartir