No fue cualquier científico. Albert Einstein es considerado uno de los más grandes hombres de la ciencia del siglo XX, aquel que presentó la teoría de la relatividad en la que reformuló por completo el concepto de gravedad, obtuvo el Premio Nobel de Física por sus explicaciones sobre el efecto fotoeléctrico y sus numerosas contribuciones a la física teórica. Además, es considerado el padre de la bomba atómica (aunque profundamente pacifista) y se convirtió en un icono popular. Por sobre todas las cosas, el físico que nació en Alemania pero se nacionalizó primero suizo y luego estadounidense, fue un gran inspirador. A continuación, una selección de sus frases más geniales.

1. “Somos arquitectos de nuestro propio destino”. 

Absolutamente todo lo que hiciste, lo que haces y lo que harás en el futuro próximo influye directamente en cómo se configurará tu vida. Por ello, más te vale pensar hacia dónde te encaminas para comenzar a recorrer ese camino de la mejor manera.

2. “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación rodea al mundo”.

Como sabemos que todo lo que se inventó fue imaginado en alguna oportunidad (y todo lo que se inventará tiene que imaginarse), es menester que entendamos que la imaginación es clave para la vida. Nos permite soñar, emocionarnos, encontrar esa pizca de sal que a veces (¡siempre!) necesitamos en nuestra vida.

3. “Todo hay que reducirlo a su máxima simplicidad, pero no más”.

Qué facilidad para complicar las cosas tenemos muchas veces. ¿Por qué enmarañar las cosas cuando pueden ser mucho más sencillas? Sí, tenemos que ocuparnos de nuestros asuntos pero, a la vez, no debemos permitir que se conviertan en preocupaciones. Ocuparnos de nuestros asuntos no es lo mismo que preocuparnos por ellos.

4. “Entre las dificultades se esconde la oportunidad”.

Nunca sabes dónde estará tu oportunidad. Pero algo que sí debes saber es que, si no lo ambicionas, no va a estar en ningún lado.

5. “Sólo aquellos que intentan lo absurdo pueden lograr lo imposible”.

Bajo ningún punto de vista permitas que te hundan. Si a los demás les parece ridículo y tú decides asumir el riesgo, ya has conseguido algo imposible. Debes saber que cuando miras más allá que los demás sin tener miedo a nada, ya has superado el mayor obstáculo de todos.

Fuente imagen: es.yoyowall.com

Compartir