Confort e informalidad son dos de las características principales del concepto de coworking que, día a día, se instala de forma más fuerte y acelerada en el mundo entero. Y Buenos Aires no se queda atrás. Hace unos años, Martin Frankel llegó a Argentina y, cansado de trabajar en bares, encontró una solución que no solo mejoraría su vida laboral sino también la de muchos que están hartos de trabajar desde casa, cansados de no tener un lugar en donde reunirse con sus clientes o que simplemente buscan trabajar en un espacio relajado y compartido. Así nació Areatres y, para conocer más acerca del proceso y las opciones para emprendedores que necesitan de este servicio, hablamos con Frankel, Socio Fundador de la compañía.

-¿Cómo nace A3 y cuáles son sus principales objetivos? ¿Trajiste esta idea desde Estados Unidos donde es muy fuerte?

Areatres nació en 2008 en base a una necesidad propia de un lugar para trabajar que no sea ni mi departamento ni la oficina tradicional. Venía trabajando en cafés por un año, desde que llegué a Argentina, a fines del 2006, y eso mismo tampoco era una solución a largo plazo. Al ver lo caro y complicado que era montar una oficina y al entender bien qué me motivaba y darme cuenta de que estoy más feliz estando rodeado de otra gente trabajando, pensé en alternativas. Como vine de vivir en Nueva York, conocía un espacio ahí llamado TechSpace que fue una fuente de inspiración. El objetivo principal de Areatres es ofrecer distintas soluciones de espacios de trabajo, desde grandes espacios abiertos compartidos, puestos fijos u oficinas privadas para 2 a 20 personas, sumado a una comunidad de miembros de alto valor donde buscamos fomentar la comunidad y acelerar la serendipia entre ellos.

AreaTres_Startups_Propia_1026x446_sep2014

No diría que el concepto del coworking era muy fuerte en Estados Unidos cuando abrimos Areatres Soho en abril de 2009 pero sí nació ahí en el 2006 y ya habían algunos funcionando. Culturalmente hablando, los ecosistemas emprendedores son más maduros y abiertos, con lo cual yo ya había participado de comunidades de emprendedores muy fuertes que me inspiraban. Comunidades donde se valorizaba la participación activa, la apertura y el compartir, ya que se entendía muy bien que las ideas no valen sino que lo valioso es la capacidad de implementarlas y convertirlas en negocios rentables. También era ya muy fuerte el concepto del networking profesional, el cual fue aumentando con las redes sociales online. Para dar un parámetro del fuerte crecimiento que tuvo el coworking, cuando abrimos Areatres Soho existían treinta en todo el planeta. Ya somos más de cuatro mil en el mercado.

-¿Por qué desde A3 apoyan tanto al ecosistema emprendedor?

-Este espacio nace desde un inicio con un propósito de fomentar, apoyar y formar parte del ecosistema emprendedor. Apoyando durante el 2009 a casi todas las distintas movidas dentro de ese universo, hoy Areatres es el socio estratégico preferido por muchas organizaciones cuando necesitan un espacio físico para desarrollar sus actividades. Esto también les agrega mucho valor a nuestros miembros, ya que cuentan con continuos eventos de alta calidad en el mismo lugar en el que trabajan. Hay una relación directa entre el crecimiento del ecosistema y Areatres: cuanto más se consolide y crezca el ecosistema, A3 sigue de la mano. En un futuro próximo, vamos a estar abriendo un nuevo espacio que será algo icónico en lo que es coworking, por su escala, con lo cual pretendemos consolidar todo el mejor contenido del ecosistema en este nuevo edificio. Stay tuned!

-¿Qué ven a diferencia de grandes empresas u otros negocios?

-Somos una marca de coworking y lo que hace a un espacio así es ponerle un fuerte enfoque en fomentar comunidad. Aunque en algunos puntos competimos con grandes empresas multinacionales como Regus, para nosotros participar activamente en el ecosistema es un principio central y para ellos no.

-¿Cuáles son las principales opciones para emprendedores? ¿Qué novedades están lanzando?

-Recientemente, lanzamos tres nuevas opciones apuntando a emprendedores. En noviembre de 2013 abrimos Areatres Labs, una comunidad de coworking pensada y diseñada exclusivamente para startups y emprendedores tecnológicos. Una vez aceptados, los miembros tienen acceso 24×7 a una planta libre para desarrollar sus proyectos junto a otros startups. Acá los enlaces enriquecedores entre miembros son el objetivo principal y ya se han dado muchos ejemplos de colaboración en proyectos, levantar financiamiento entre la comunidad y amistades.

areatres1

La segunda es el Team Table: mesas fijas para equipos de 4 o 6 personas, exclusivamente para startups tecnológicos, en un espacio compartido con otros startups.

areatres2

La ultima se llama FLEX y está pensado para emprendedores y profesionales móviles que prefieren compartir un espacio y aprovechar la sinergia y energía emprendedora que eso implica. Tiene un costo mensual de $1.600+IVA que te da acceso a Areatres Soho y Areatres Hollywood hasta las 22.

areatres3

-¿Cómo ves el estado de los espacios de coworking en Argentina y el resto de la región? ¿Es una tendencia que no va a detenerse?

-Claramente el coworking está creciendo fuertemente en todo el mundo y en los mercados donde está más desarrollado (Europa y Estados Unidos) hay propuestas muy bien pensadas, con mucha escala y muy profesionalizado. En lo que es América Latina, el coworking en Buenos Aires lidera la región y marca pasos con la evolución de la categoría. Tal como hicimos con Areatres Labs. Hay varias propuesta diferenciadas con espacios de coworking dispersos por la ciudad. Hay unos 10 con 3.500m2 aproximadamente, propuestas variadas para equipos con oficinas privadas y espacios abiertos y puestos fijos para emprendedores, profesionales independientes y freelancers.

-¿Las grandes empresas o corporaciones se vuelcan cada vez más sobre estos espacios? ¿Qué crees que encuentran?

-El coworking responde a la evolución del trabajo y como muchos quisiéramos trabajar si pudiéramos elegir. Las generaciones X e Y están viviendo un cambio generacional, rechazando las dogmas de sus padres y abuelos. Las grandes empresas están viendo que para atraer los mejores recursos, tienen que repensar no solo cómo se trabaja sino también en dónde se trabaja. Tienen un montón de beneficios en adaptar internamente conceptos de coworking en sus espacios físicos y/o permitir que sus empleados aprovechen espacios de coworking afuera de la oficina corporativa. Entre ellas, atraer los mejores recursos humanos, ahorros en real estate, mayor fluidez de comunicación, innovación y productividad interna, ser más dinámicas mientras aumentan la felicidad de sus empleados. ¡No es poco!

Por ser parte de la Comunidad Red Innova, las primeras diez personas que se contacten con Areatres mencionando a Red Innova, accederán a la siguiente promo:

promoareatres