“Qué bonita vecindad, que bonita vecindad es la vecindad del chavo”.

Imposible no recordar a aquellos niños mexicanos que se convirtió en un hit y aún hoy continúan presentes en los corazones de millones de adultos. Hace poco más de 43 años salió al aire el primer programa y hoy muchos tienen la suerte de seguir viendo los capítulos en distintos países de habla hispana. Travesuras de El Chavo y sus amigos. Momentos inolvidables. Esta comedia, creada por Roberto Gómez Bolaños y producida por Televisa, logró sobrevivir en el tiempo y estas son tres lecciones para emprendedores que dejó para compartir.

1. Conoce a tu público. ¿Qué hacía reír a los (grandes y) chicos? ¿Qué los conmovía? No hay duda de que El Chavo del 8 aprovecha al máximo el humor mexicano y, a pesar de que algunos chistes fueron criticados por tontos, sus personajes serán inolvidables por siempre.

2. Diversifica tus productos. Aunque comenzó como una serie de televisión, hubo shows en vivo, libros, videogames, muñecos y hasta una serie animada. Para que esto funcionara, fue imprescindible conocer el mercado y tener una excelente estrategia de branding para que cualquier producto que se lance esté respaldado por una marca exitosa.

LEE TAMBIÉN: 5 frases de Albert Einstein que marcarán un antes y un después en tu vida emprendedora

3. Crea una marca poderosa. El secreto del programa fue más allá de la serie y alcanzó a su creador y cada uno de los personajes que éste interpretaba. Pero no solo eso: también al resto de los protagonistas: Quico, la Chilindrina, Doña Florinda, el señor Barriga, la bruja del 71 y más. Gracias a este poder, su presencia fue acepta y se diversificó hacia otros negocios.

We love Don Corleone

En un estudio realizado por The Hollywood Reporter, en el que participaron más de dos mil directores, productores, guionistas, actores y presidentes de estudios, “El Padrino” fue seleccionado como el mejor film de la historia. ¿Quién no recuerda las primeras escenas: la boda de su única hija mujer, la reunión con el sepulturero Bonasera, la música y la fotografía familiar? Esta obra maestra de Francis Ford Coppola hizo de Vito Corleone un mafioso demasiado querible y, aún sin quererlo, también compartió en el guión algunas frases perfectas para emprendedores. Aquí, tres de ellas.

1. “La haré una oferta que no podrá rechazar”.

padrino1

2. “No es nada personal, son solo negocios”.

padrino3

3. “Mantén la boca cerrada y los ojos abiertos”.

padrino2

Woody Allen: cuatro Óscar y tres recomendaciones

Este hombre es de otra especie. Amado y odiado por sus locuras, por sus ideas descabelladas, hay quienes consideran  que Woody Allen es un genio único, un actor y director desquiciado que ha sabido recorrer un largo camino en el cine americano y dejar ingeniosas lecciones para el mundo emprendedor. 

1. No tener miedo al fracaso

Allen sabe que muchas de sus películas fueron simplemente un desastre. Horribles. Imposibles de mirar. “Lo que quiero hacer es intentar algunas cosas más aunque no esté tan seguro de conseguir algo bueno”, afirmó en una entrevista que le hizo la revista Rolling Stone. Es importante evolucionar aún con el miedo a fracasar. Así, entre grandes éxitos, también ha tenido grandes fracasos.

LEE TAMBIÉN: 7 canciones de rock para emprendedores

2. Tener visión del futuro

“Probablemente estamos viviendo en el final de una era. Creo que es sólo cuestión de tiempo hasta que poder ver cine en casa será tan fácil y económico como se pudiera desear”, manifestó en una entrevista para Washington Post en 1977. Y es que ser emprendedor no consiste únicamente en tener una gran idea y luchar contra viento y marea para convertirla en una realidad. También radica en comprender y saber adaptarse a las circunstancias, reconocer los errores que se han cometido y tomar otra dirección, si la inicial no era la correcta.

woodyallen

3. Sentir confianza en uno mismo

Para muchos es considerado un autor experimental. “La confianza que viene con la experiencia te permite hacer muchas cosas que no habrías hecho en anteriores películas. Tiendes a ser más audaz, a dejar que tus instintos operen con mayor libertad y a no preocuparte por las sutilezas”, comentó en una entrevista. Es decir, dominar la técnica que deseas utilizar, obtener experiencia, estar dispuesto a ser imperfecto y, luego, desarrollar la confianza para jugar dentro de esa técnica para desarrollar tu propio estilo.

Fuente imagen: ehcshirts.blogspot.com