Durante la segunda de San Luis Digital 2014, los asistentes a la muestra de tecnología más importante de la región tuvieron el privilegio de escuchar al Co-Creador de Skype, Jonas Kjellberg. Su charla se tituló “El emprendedurismo y la creación de una cultura de ventas exitosa” y abordó las claves para triunfar en el mundo empresarial. Para él, el éxito de un proyecto puede resumirse en tres simples pasos: frecuencia de ventas, efecto sorpresa y un buen modelo de negocios.

Una vez finalizada su charla, en donde también habló acerca del nacimiento de la aplicación que revolucionó la manera de comunicarnos al permitir realizar videollamadas de una manera simple y sin costo, contestó algunas preguntas de la prensa.

-¿Qué tres recomendaciones les daría a los jóvenes emprendedores que quieren empezar a desarrollar su primera startup?

-Primero, que piensen que deben resolver un problema y deben convertir ese problema en algo que encante a la gente, que sea único y que todos amen. En segundo lugar, tienen que pensar en cómo venderlo. He visto muchos emprendedores con proyectos fantásticos pero, si sólo lo venden en San Luis, no va a ser una gran compañía a nivel mundial. El tercer punto, el aspecto más importante, es innovar desde cero.

-¿Qué podemos esperar para el futuro de la tecnología?

-Creo que todavía hay muchos servicios que aún no han sido llevados a cabo y la gente los amará en el futuro. Primero fue Facebook, Instagram, Skype, WhatsApp. Todo depende de la imaginación de los emprendedores.

-¿Alguna vez creyó que Skype sería tan importante? Antes de tener éxito con esta idea, ¿cuántas pasaron antes que no lograron ser exitosas?

-Mi madre me había pedido que no comenzara con Skype, ya que yo tenía un buen trabajo en una empresa alemana. Era un proyecto riesgoso. Había que vencer a Microsoft. Pero hicimos un producto que amamos usar nosotros. Y construimos un producto que mi mamá podía usar (risas). Tenía que ser sencillo. El éxito fue que funcionó, fue un gran negocio. En cuanto al éxito y al fracaso, hay que aprender a fracasar.

-¿Cómo vio el espíritu emprendedor en Argentina?

-Soy muy positivo. He visitado muchas de las empresas en Sudamérica y estoy convencido de que habrá una gran cantidad de empresas que vendrán a esta región a invertir porque el desarrollo de la tecnología antes era difícil y se realizaba en California pero hoy es más sencillo comenzar en estos países. Hablando específicamente de Argentina, creo que hay una gran creatividad y necesitamos emprendedores con espíritu emprendedor.

¿Qué opina acerca de San Luis y que la provincia tenga, por ejemplo, WiFi para todos?

-Creo que es muy interesante poder darle tecnología desde edad temprana a todos los emprendedores. En mi caso, lamento no saber castellano o cómo programar. Hubiera sido mucho más sencillo aprenderlo antes.

Fuente imagen: noticias.ulp.edu.ar

Compartir