Gitcolony nació en Argentina pero desde el día uno, usuarios de todo el mundo (Argentina, República Checa, India, Rusia, Indonesia, Estados Unidos, Alemania e Inglaterra) se sumaron rápidamente. Se trata de una plataforma colaborativa que simplifica el proceso de code review. A través de dinamizar y unificar el proceso de revisión de código e incorporando gamification, la startup logra que el code review suceda de manera eficiente y entretenida.

Actualmente, existen dos versiones. La primera es para proyectos Open Source que le permite a cualquier desarrollador de software del mundo contribuir con proyectos específicos. Los desarrolladores pueden seguir proyectos de su interés y colaborar a través de la revisión de código y subir sus propios proyectos para que sean revisados. La otra versión es Gitcolony for Companies que alienta a que los desarrolladores de software compartan su feedback de manera temprana, reduzcan el rework y se potencien en el conocimiento colectivo del equipo de trabajo.

-¿Cómo nació la idea de Gitcolony? ¿Qué problema buscaban resolver?

-Desde hace muchos años trabajamos en diferentes equipos de desarrollo de software y vemos tres puntos en particular: que la mayor parte de los equipos buscan tener procesos de code review para asegurar que el código es de calidad (escalable, mantenible, libre de bugs, etcétera) pero lo dejan para último momento; que el proceso de code review involucra reuniones, e-mails y burocracia; y que es la parte más aburrida y menos motivadora del trabajo de un desarrollador. Gitcolony nace de ver cómo diferentes equipos terminan bajando los brazos ante la complejidad de tener un proceso constante de code review. Creemos que code review puede ser fácil y divertido.

-¿De qué manera los desarrolladores podrán divertirse en el proceso de code review?

-Los desarrolladores van sumando puntos y recibiendo premios cada vez que revisan código o su código es revisado. Cada usuario tiene una reputación y un puntaje visible al mundo a partir de su colaboración en proyectos open source y tiene una reputación y un puntaje interno a partir de su participación en proyectos privados. Algunas compañías dan premios a los desarrolladores que suman más puntos en el mes como para incentivar la participación activa en Gitcolony.

Gitcolony

-¿Cuál es el modelo de negocios del proyecto? ¿Puede escalar por fuera del nicho de desarrolladores?

Gitcolony es SaaS (software as a service) y es gratis para proyectos open source y pago para proyectos privados, donde cobramos un fee por usuario por mes. En el mundo hay 19 millones de desarrolladores y ese número está creciendo muy aceleradamente (al ~10% anual). Nuestro foco es y será el mercado de desarrolladores.

-¿Cómo se compone el equipo de Gitcolony? 

-Tenemos un equipo muy compacto con experiencia en producto, software, diseño de experiencia de usuario y negocios. El fundador y CEO es Mariano Focaraccio.

LEE TAMBIÉN: InsightMedi, una red social para compartir y comentar casos clínicos

-¿Cuáles son los próximos pasos del emprendimiento?

-El producto es lo más importante y somos maniáticos de mejorar y pulir el producto. Vamos a trabajar en esto por varios meses hasta poder tener uno que se integre perfectamente con el workflow del usuario y se convierta en la herramienta diaria para asegurar la mejor calidad de código.

“Luego de 6 años de trabajar como desarrollador en distintas empresas donde se sufrían procesos ineficientes de code reviews, me di cuenta que existe la necesidad de simplificar el proceso y hacerlo más entretenido para mejorar la calidad del código y promediar para arriba los conocimientos de los desarrolladores”, manifestó Focaraccio y continuó: “Con esta plataforma buscamos que puedan gestionar el día a día del código en un único lugar, sin definir procesos ineficientes que nadie cumple y miles de e-mails en la casilla que nunca se leen y quedan perdidos”.