Un adolescente sentado frente a su computadora gesticula las palabras de una canción pop de Rumania. El chico está animado y la canción es pegajosa. De alguna forma es suficiente para producir uno de los videos originales más virales: “Numa Numa“.

El video cumplió diez recientemente y en todos estos años hemos visto incontables de estos, incluso más grandes que “Numa Numa”. El “Gangnam Style, por ejemplo, fue el primer video de alcanzar un billón de views en YouTube (ya llegó a los dos billones y rompió el contador de YouTube). “KONY 2012, que dura treinta minutos, es el video sin fines de lucro más viral hecho jamás con 100 millones de views.

Aparentemente, no hay ritmo o razón de éxito en estos videos. Hasta que, hace poco, el consenso evidenció que el potencial viral no podía preverse. Pero varios estudios muestran un nuevo insight sobre las tendencias de compartirlos. Esto es lo que el 2014 nos enseñó acerca de qué hace que un contenido se convierta en viral.

1. La felicidad lleva a compartir

La emoción juega un rol crucial en el contenido viral. Compartimos porque nos importa, porque nos sentimos conectados a un video, una imagen o un posteo cuando lo vemos online. Pero algunos investigadores de la universidad china Beihang escavó a fondo para encontrar que el tipo de emoción también importa. A través de analizar emoticons en una plataforma de microblogging similar a Twitter, se determinó que la alegría se extiende significativamente más rápido que la tristeza o el disgusto. Estos descubrimientos son similares a los de dos profesores de la Universidad de Pennsylvania, Wharton School, cuya investigación los hizo llegar a la conclusión que el contenido feliz es más viral que el triste.

De manera interesante, el estudio de China también mostró que la ira es la emoción más viral de todas. Este contenido, visto por lo más propensos a enojarse, puede causar una “cadena de reacciones de ira” que se expanda como fuego incontrolado a través de la web. Creo que todos estaremos de acuerdo que el #CosbyMeme de Bill Cosby es prueba suficiente de eso, al igual que las sensaciones positivas que provoca el corto “First Kiss“, en cambio, tuvo su lugar con 94 millones de views en YouTube.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”IpbDHxCV29A”]

2. Conectar a través de las emociones

Fractl, la agencia de marketing digital, estudió no solo cuáles emociones hacen que el contenido sea viral sino cómo estas reacciones varían de acuerdo al género y la edad.

Como los investigadores anteriormente mencionados, Fractl encontró contenido que provoca emociones positivas pero también lo hace aquel contenido que lleva sensaciones de emoción complejas. “Una imagen que mezcla reacciones emocionales –tanto positivas como negativas- es más probable que se comparta”, sostiene la compañía. Otra calidad que tiene el contenido altamente viral es el elemento de sorpresa, que dan un vuelco inesperado.

A la hora de examinar qué resuena más en cada grupo demográfico, Fractl encontró que los millennials se comprometen menos con contenido positivo puro; sorprenderlo es un must. Mientras tanto, los hombres sienten más alegría cuando miran imágenes virales, mientras que las mujeres exhiben más complejidad emocional y confianza.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”2K5trQS3JeA”]

3. Ideas simples y altruismo: un mix poderoso

Está bien decir que, en el curso de los últimos meses, todos los feeds de Facebook en América incluyó por lo menos un video de alguien tirándose un balde de agua fría sobre su cuerpo. Para agosto, el “Ice Bucket Challenge había generado 15.6 milliones de dólares para la esclerosis lateral amiotrófica. Considerando que la organización recaudó cincuenta mil dólares durante ese mismo período de 2013, está claro que los videos virales pueden trasladarse en resultados en el mundo real.

The New York Times reportó que los usuarios de redes sociales compartieron más de 1.2 millones de videos en Facebook entre junio y agosto, alentando a cerca de 260 mil personas a donar por primera vez. La tendencia apuntó a innumerables celebrities a que se sumaran. Un escritor de Forbes rescata tres características que hicieron que el Ice Bucket Challenge fuera un éxito: era grande, que le daba visibilidad; simple, que hacía que sus videos fueran fáciles de replicar; y altruista, que provocaba sensaciones positivas en los participantes.

Sobre este fenómeno, Christine Outram –VP y Director de Inventos en DeutschLA-, le dijo a Digiday: “La gente quiere hacer algo para el mundo. Quiere contribuir pero de forma sencilla”. Mantén esto en mente a la hora de crear contenido para tu marca.

ViralContent1

4. YouTube engendra engagement

Este año, una celebridad de estrategia de marca trabajó para la revista Variety encuestó a 1.500 adolescentes estadounidenses sobre sus sensaciones y sentimientos acerca de los famosos. Las primeras cinco posiciones fueron ocupadas por personalidades de YouTube. Además, el sondeo reveló que los adolescentes son más propensos a hacer compras basándose más en consejos de las estrellas de YouTube que en los de celebridades que ven en películas o televisión.

Estos resultados hablan acerca de la importancia de la autenticidad. De acuerdo a Variety, “los adolescentes disfrutan de experiencias íntimas y auténticas con famosos de YouTube que no están sujetos a cuidados estrategias de imagen llevadas adelante por personas que trabajan en Relaciones Públicas”.

Si le preguntas a las estrellas de YouTube sus secretos para ser tan virales y tener tantas personas que los sigan, dirán que solo se trata de tratar temas que les resuene a sus espectadores. Cuando armes contenido que quieras sea viral, presta atención a las celebridades como Rhett & Link. Pon el foco en lo que las personas en internet aman y trata de crear “algo que no estaban esperando“.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”t3j30GGuRpA”]

5. Las marcas deben ser graciosas

Un reciente estudio llevado adelante por Computan, la compañía canadiense de e-business development, analizó posteos de 300 cuentas de redes sociales en corporaciones, pequeñas empresas e individuos. Así, se identificaron cuatro tipos de contenido viral primario: gracioso, emocional, noticioso y promociona. “El contenido gracioso es con que el que más se involucran”, sostuvo la compañía: “A todos les gusta reírse”.

Eso puede explicar por qué del “Top 10 Viral Videos of 2014 de la revista TIME, siete pueden ser categorizados como contenidos humorísticos. Con un concepto inteligente y de comedia, IKEA Singapur recibió trece millones de views en YouTube por su parodia del iPhone 6 en septiembre.

[youtube width=”560″ height=”315″ video_id=”MOXQo7nURs0″]

Cuando estés desarrollando contenido el año próximo, deja que este tipo de investigaciones guíen tus decisiones.

Para ver la nota completa ingresa aquí.

Texto: Tessa Wegert | Traducción: Red Innova | Texto: www.contently.com/strategist | Fuente imagen: www.periodicoelgancho.com