“Creo que la Red Innova es una plataforma muy interesante para el intercambio de ideas, el diálogo y la colaboración de los distintos actores (fabricantes, operadores, desarrolladores, formadores de opinión, emprendedores, fondos de inversión, etc.) que son parte de este mundo nuevo que estamos construyendo. Gracias a las nuevas tecnologías de comunicación e información logramos darle más potencia a la vida cotidiana me refiero a la  movilidad, la nube, las redes sociales y el Internet de las cosas”, el dueño de estas palabras es Rafael Steinhauser, Vicepresidente Senior y Presidente de Qualcomm Latinoamérica, con más de 25 años de experiencia en dirección de ventas y liderazgo ejecutivo, en industrias de alta tecnología y telecomunicaciones en Europa y Latinoamérica.

Este renombrado referente que impulsa las comunicaciones y el desarrollo tecnológico de Latinoamérica, será un destacado protagonista de Red Innova 2015.

De acuerdo con su análisis de la evolución de dispositivos y comunicaciones, la plataforma móvil fue cobrando a lo largo de los últimos 30 años cada vez más protagonismo: “Lo ha hecho, sin duda, desde la voz a la banda ancha, los aplicativos, nuestra vida digital, la comunicación social y hasta la sustitución de varios dispositivos como el reloj, la cámara de foto y video, el gps, la linterna, etc. Con capacidad computacional y de multimedia, y pantallas con alta definición y suficientemente grandes como para navegar tranquilamente en Internet, los móviles le hacen frente no sólo a las PCs sino también a las tabletas” explica.

En sintonía con este protagonismo del móvil, la llegada del 4G a la región espera amplificar aún más su poderío. “El 4G está comenzando a ser una realidad en Latinoamérica, en la Argentina tardíamente ya que sólo ahora disponemos de suficiente espectro radioléctrico para esta nueva forma de comunicación móvil. No tengo duda que la migración al 4G será rápida, por la disponibilidad de más y más dispositivos de costo accesible, por la conveniencia para las operadoras (costos) y para los consumidores (velocidad de transmisión mucho más altas)” señala.

El móvil como “centro de operaciones cotidianas” demanda nuevas capacidades que permitan que su uso sea aún más extendido. “Como queremos usar el smartphone en múltiples aplicaciones continuamente, y con pantallas cada vez mayores, el consumo de la energía y la vida útil de la batería se torna crítico. Además de utilizar técnicas cada vez más sofisticadas para minimizar el consumo del procesador y del modem, están implementándose protocolos de red que reducen la cantidad y duración de conexiones para mantener aplicativos on line” puntualiza.

Un interesante proyecto que presentó Qualcomm este año fue el de transformar 10 mi teléfonos públicos de New York en puntos de conectividad y WiFi, según Steinhauser veremos en un futuro próximo cada vez más estos escenarios en América Latina: “Veremos ciudades en nuestra región utilizando puntos de acceso como teléfonos públicos, postes de luz, semáforos, relojes de estacionamiento y hasta tachos de basura como nudos inteligentes con conectividad, supervisión, aplicativos y gestión remota, potencializando la vida urbana, aumentando la eficiencia y la calidad de vida de los ciudadanos” explica.

Por último y siguiendo en terreno de los proyectos de la compañía, la automotriz, es otra industria donde Qualcomm está poniendo cada vez más foco e innovación.  “Los automóviles ya están adquiriendo cada vez más conectividad e inteligencia embarcada, con telemetría, infotainment, banda ancha, monitoreo y control remoto hasta llegar de aquí a pocos años al automóvil sin conductor, que aumentará el confort, la seguridad y aumentará sustancialmente la capacidad del tránsito urbano” concluye.

Compartir