La semana pasada tuvo lugar Google I/O 2015, un espacio en el que la compañía mostró sus proyectos más prometedores y dejó entrever qué planes tiene para el futuro cercano.

Quienes están pendientes de lo último en innovación y desarrollo tecnológico están al tanto que el salto de la industria textil a la era “smart” se viene gestando hace tiempo. Con Project Jacquard, Google apuesta a dar este salto y ofrecer la posibilidad de hacer que todo sea interactivo: Jacquard permite hacer que cualquier tela tenga propiedas táctiles y sea sensible a interacción.

jacquard 1

Basicamente esto significa que objetos cotidianos como muebles y prendas de ropa se podrán convertir en superficies táctiles interactivas, con la posibilidad de conectarlas con otros dispositivos y funcionar de manera coordinada y simultanea.

El obstáculo a la hora de convertir los textiles en superficies interactivas radica en que no existía materia prima capaz de tener estas capacidades y ser funcional para la producción industrial en masa. Google logró confeccionar hilos y estambres conductivos, mezclando aleaciones metálicas con materiales sintéticos como algodon y nylon lo que resulta en un hilo resistente como para ser tejido con cualquier telar industrial. Los “Jacquard Yarns” son idénticos en textura y apariencia a otros hilos utilizados en la industria textil actualmente.

Utilizando los hilos conductivos, se pueden agregar superficies con sensibilidad táctil y gestual en cualquier parte de la prenda, en el área y el diámetro que se desee. La superficie interactiva se conecta con sensores y microchips diseñados para ser lo más discretos posibles, los componentes en miniatura reciben los impulsos y transmiten la información de manera inalámbrica al smart-phone o dispositivo que se conecte con la prenda.

jacquard 2

Jacquard significa una oportunidad inmensa para los diseñadores y productores textiles, hay infinitas posibilidades para integrar esta tecnología a las prendas de uso cotidiano; con insumos baratos y sin mayores costos operativos. Un diseñador no tiene que aprender a desarrollar o programar para integrar capas interactivas a sus prendas, el tejido Jacquard podrá ser conectado con aplicaciones y plataformas ya existentes, sin la necesidad de desarrollar software nuevo. La nueva tecnología ya tiene sus adeptos; Levi’s anunció que tiene pensado lanzar su primer prenda interactiva a comienzos de 2016.

Project Jacquard marca el comienzo de una nueva etapa en conectividad, no hay límites para la cantidad de usos e implementaciones que pueden darse a la tecnología; desde protocolos de comunicación a plataformas interactivas en la nube. Cuando esta tecnología alcance la masividad, las llamadas “Prendas inteligentes” serán una realidad que le permite a los usuarios integrar su vida digital con su vida física, de una manera cada vez más simple.

Mirá el video explicativo:

[youtube width=”600″ height=”350″ video_id=”qObSFfdfe7I”]

 

Compartir