Todo aquel que haga un seguimiento moderado de las últimas tendencias tecnológicas y de social media debería conocer dos nombres: Meerkat Periscope

La suricata y el periscopio son los símbolos de dos aplicaciones sociales que crecieron exponencialmente en los últimos meses. Si bien tienen varias diferencias estructurales y funcionales, la premisa que comparten es simple: ambas permiten compartir contenido audiovisual en tiempo real, en el formato de live streaming y ambas utilizan Twitter como plataforma de difusión. El contenido compartido es un video captado por un smartphone, el video se comparte automáticamente en Twitter y es efímero: no queda almacenado ni en la nube ni en la memoria del teléfono. Los espectadores pueden dejar comentarios y compartir el streaming con sus seguidores.

El streaming es un medio muy atractivo tanto para usuarios como para marcas; Starbucks y Spotify ya realizaron acciones de Branded Content en este formato y muchas más están evaluando hacer lo mismo. La idea está vigente desde fines de 2013, cuando Google lanzó Hangouts-on-air, una versión web y big browser de este servicio. Recién con el lanzamiento de Meerkat se le dio una perspectiva mobile a la tendencia, a la que luego se sumó Twitter con la adquisición de Periscope.

El live streaming significa que cualquiera puede cubrir un evento en vivo: desde eventos deportivos, recitales, conferencias de prensa, lanzamientos de productos hasta acciones publicitarias en vía pública o accidentes y ocurrencias de la vida diaria. Las posibilidades que ofrecen estas nuevas aplicaciones son enormes. Similar al fenómeno de Snapchat, el Live Streaming tiene un sentido de urgencia que el video regular no genera; si el usuario no accede al contenido en tiempo real, se lo pierde. Esto es clave para generar engagement positivo con el contenido, para lograr que el usuario quiera acceder al mismo y lo haga de manera activa.

Las diferencias entre ambas son sutiles pero importantes. Meerkat lanzó primero y tiene una mayor base de usuarios, pero Periscope es propiedad de Twitter, está incorporada como la aplicación de streaming nativa de la plataforma y tiene un look & feel  más prolijo y profesional.

Actualmente, el live streaming significa una tendencia de nicho, no tiene la base de usuarios como para ser monetizado a gran escala, pero el crecimiento estable y el interés mostrado por varias empresas grandes da a entender que esta tendencia tiene mucho espacio para crecer en los próximos meses.

Fuente de Imagen.