La Mobile Marketing Association (MMA) señala a los beacons y al proximity marketing como una de las grandes tendencias tecnológicas del 2015. Más precisamente, los beacons son considerandos por la entidad como la tecnología orientada al retail más importante desde la invención de los lectores de tarjeta de crédito móvil.

¿Pero de qué se trata esta tecnología tan revolucionaria? La MMA describe a los beacons como pequeñas pieza de hardware y de bajo costo que emite señales de baja energía vía bluetooth. Estas señales son captadas por los smartphones & tabletas en un rango de 50 metros y es desde allí que entran a tallar las posibilidades para el marketing.

¿Cuáles son? A través de ellos se pueden realizar acciones de marketing geolocalizadas, atraer usuarios, ofrecer cupones de descuento, programas de fidelización o call to action relevantes y pertinente para mayor descarga y uso de apps móviles. Desde ofertas en tiendas de ropa cercanas a donde se encuentra el consumidor a la ubicación de locales dentro de un mall, recetas realizables con productos que se encuentran cercanos en un mercado, información sobre obras dentro de un museo, las posibilidades son infinitas.

“Al conectarse vía Bluetooth, no necesita que el teléfono cuente con conexión a internet, y como no funciona a partir de un GPS, la localización que provee dentro de edificios o grandes centros cerrados, es más precisa y de mejor calidad” afirma Rodrigo Álvarez, Country Manager de GeneXus para Argentina.

Una de las ventajas más significativas de la herramienta es que permite la difusión de información de empresas o negocios de forma no invasiva: “El usuario es el que decide descargar la aplicación y conectar su teléfono a bluetooth para recibir dicha información. A su vez, el teléfono no precisa conectividad a Internet para conectar con el beacon, por lo que facilita la conectividad de un extranjero con dicha información en cualquier lugar del mundo, sin tener que preocuparse por el gasto que le generaría la transferencia de datos en el exterior” agrega Álvarez

Si bien en mercados centrales como US y Alemania el retail y las cadenas minoritas están rápidamente adoptando este tipo de tecnología para aumentar la cantidad de visitantes, en América Latina aún es casi desconocida.

Álvarez explica que si bien los estudios indican que la conectividad a Internet será cada vez mayor en todos los países del mundo con el correr de los años, la solución que brinda el beacon provee alternativas a corto plazo en aquellos países en los que la conectividad aún se encuentra en vías de desarrollo, como lo es el caso de Argentina. “La desventaja con la que cuenta el dispositivo, es que aún no ha logrado la visibilidad necesaria para su aplicación de forma masiva. Aún hay mucho desconocimiento en torno al mismo” señala.

La buena respuesta de los usuarios derivadas del uso de beacons en shoppings, bibliotecas, concesionarias y estadios de fútbol alemanes y estadounidenses augura buenos pronósticos para esta tecnología.

Según estudios de la consultora Gettings, una tercera parte de los puntos de venta alemanes contará con beacons para 2017, mientras los pronósticos indican que para US ese porcentaje llegará durante el año que viene.

Según este mismo informe aquellos cupones de descuento que los retailers hacen llegar al consumidor mediante beacon pueden aumentar las visitas a los comercios físicos hasta en un 23% e incluso extender el tiempo que pasan en la tienda hasta un 30%.

Pero cuidado, aún cuando se necesite un permiso de usuario para recibir la descarga, la alerta que emiten los beacons puede verse como invasiva. ¿Son las nuevas cookies del retail? En cierto sentido sí, es lo que muchos expertos señalan dado que sirven para acercar al consumidor un producto relevante y pertinente a sus búsquedas e intereses.

El problema que puede sobrevenir es la saturación, llegar a una tienda o un punto de venta y ser bombardeado e hiper estimulado con avisos de ofertas y promociones es para muchos consumidores considerado como una invasión. Como en todo, en el sano equilibro puede estar la clave para una tecnología que promete inminente protagonismo.

Compartir