En el área Salud, el galardón de Red Innova Challenge 2015 correspondió a Wom Surgical, una innovadora compañía argentina con foco en instrumental quirúrgico.

Celebramos que haya un espacio en la argentina como Red Innova y agradecemos la posibilidad que tuvimos de participar –explica su director, el Dr. Jorge W. Petrone en referencia a la distinción recibida- Consideramos que nuestro startup está en su timing justo y estamos listos para incorporar inversores para lanzar nuestro producto al mercado y ranquear nuestra empresa a escala global desde Alemania (se trata de un invento argentino con fabricación alemana). Haber recibido el premio en Red Innova Challenge refleja el momento de madurez por el que estamos transitando y nos alienta a seguir creciendo” explica.

Según comenta Petrone, el campo del instrumental quirúrgico es muy amplio y constantemente aparecen innovaciones. “Sucede que algunas son muy complejas y costosos y otras más simples y no tan onerosas y tardan en conseguir repercusión a nivel mundial dependiendo del posicionamiento que tenga la compañía que lo promocione” puntualiza el director de la compañía.

En esta industria, las grandes compañías multinacionales destinan alrededor del 6 % de sus utilidades en investigación y desarrollo. En la Argentina las empresas están muy lejos de esa posibilidad y estrategia. “Los inventos que ocurren en nuestro país terminan por licenciar o vender sus derechos porque no encuentran posibilidad de desarrollo por falta de inversión o posibilidad de fabricación local” agrega.

Wom Surgical nació de la necesidad de hacer cirugía mínimamente invasiva, a partir de allí hicieron el desarrollo de un invento que patentaron como conjunto de instrumentos quirúrgicos mini invasivos. “Es una patente argentina que ya fue concedida en EEUU, Colombia, Malasia, Indonesia, Sudáfrica, Eurasia y se encuentra en trámite en Europa, Brasil, Perú y Egipto. Constituimos una empresa argentina que ya cuenta con filial en Alemania y nuestro objetivo es posicionar nuestro startup en el mercado global” relata.

Una de las áreas donde han innovado desde la compañía es la cirugía laparoscópica convencional que utiliza normalmente elementos rígidos. Por ejemplo, para realizar una cirugía del abdomen, este tipo de instrumental tiene que necesariamente acceder por diferentes sitios para hacer los movimientos quirúrgicos deseados. “Es decir, se hacen varias incisiones en la piel –explica-. La innovación de nuestro instrumental es que se trata de 7 elementos  flexibles, articulados y  aguja que en su conjunto reproducen todos los movimientos que el cirujano precisa para cualquier cirugía abdominal ingresando por una sola incisión, el ombligo.  No deja cicatriz visible, el paciente tiene menos dolor post operatorio, menos sangrado, no requiere transfusiones, se reintegra a sus actividades social y laboral más rápido y con mejor resultado estético”  detalla.

El doctor y especialista explica que en el caso de cirugía de vesícula convencional (colecistectomia), el cirujano tiene que hacer tres o cuatros incisiones en la piel. “Para hacer la misma cirugía, utilizando nuestro instrumental, el cirujano tiene que hacer una sola incisión a través del ombligo (colecistectomía umbilicoscópica)” señala. Dado que el paciente sufre menos agresión a sus tejidos (minima invasión), tiene menos dolor después de la cirugía y eso permite que se pueda realizar cirugía mayor ambulatoria.

“Es decir,  en condiciones normales, un paciente se opera de vesícula por la mañana y es dado de alta a la tarde del mismo día. Esto está sucediendo en el hospital público Néstor Kirchner de Tucumán y es un orgullo para nosotros porque además, se ahorra costos de internación y se reduce la lista de espera quirúrgica porque hay mayor disponibilidad de camas” enfatiza.

Por último, Petrone cuenta que les interesa seguir investigando e innovando en instrumental mini invasivo porque es el presente y el futuro de todas las intervenciones quirúrgicas.

“Es tendencia mundial reducir el número de incisiones, el dolor postoperatorio, el tiempo de internación y costos hospitalarios al mismo tiempo que lograr mejores resultados estéticos y reducir la posibilidad de infecciones intrahospitalarias.

Todos estos avances siempre son bien recibidos por los pacientes y por las instituciones de salud” cuenta. En ese camino, están avanzando en un acuerdo  con el instituto de investigación alemán Fraunhofer de la ciudad de Mannheim: “Queremos desarrollar una cámara digital mini invasiva y articulada que se acople a nuestro conjunto de instrumental quirúrgico” concluye.

 

 

Compartir