Desde la nueva película de Terminator hasta nuestras conversaciones diarias con Siri, la inteligencia artificial definitivamente es un tema de moda y algo que puede re-definir muchos aspectos de la sociedad actual. Esta tecnología es el centro de un debate sobre las potenciales aplicaciones y los riesgos que presenta para la sociedad. En este debate se dan muchas concepciones erróneas o mal fundadas, hechas populares por piezas de cultura popular como series de televisión o películas. Este artículo tiene el objetivo de desmentir algunos de los mitos más comunes sobre la inteligencia artificial.

google-car-system-kitt-coming-android

1. La inteligencia artificial está a la vuelta de la esquina

Si bien es cierto que estamos más cerca que nunca en lograr esta tecnología que romperá paradigmas, un estudio reciente del Future of Humanity Institute y la Universidad de Oxford consultó con los científicos más influyentes del mundo en el área de IA, la pregunta era “En que año espera un desarrollo del 10%, 50% y 90% de Inteligencia Artificial a nivel Humano (IAH). El promedio de las respuestas fue, en orden respectivo; 2024, 2050 y 2070. En resumen, si bien los principales expertos reconocen la posibilidad de que la inteligencia artificial alcance niveles humanos en los próximos años, la gran mayoría está de acuerdo en que esto no se dará hasta bien entrada la segunda mitad del siglo.

bfischer

2. Imitar el comportamiento humano es inteligencia artificial

La llamada “Prueba de Turing” establece que si una máquina puede realizar una tarea de la misma forma que una persona, y sin que se pueda percebir la diferencia, esta está pensando (como puede observarse en la película Código Enigma). El problema con esta premisa es que produce máquinas imitadoras del comportamiento y proceso humano, pero sin la capacidad creativa, resiliencia o flexibilidad que tiene la mente humana y que, hipotéticamente, tendría la inteligencia artificial real. El ejemplo fácil es la computadora Greenblatt, diseñada para jugar al ajedrez siguiendo las reglas y usando estrategias propias, al enfrentarse al grandmaster Bobby Fischer, la computadora perdió tres partidas seguidas.

total8

3. La inteligencia artificial significará robots por todos lados

Si bien la robótica y la inteligencia artificial van muy de la mano, son conceptos tangentes el uno del otro. Lejos de significar que estemos a un paso de tener a Robotina de los Supersónicos o al taxista de Total Recall, la inteligencia artificial está centrada en algoritmos complejos capaces de aprender y tomar decisiones de manera autómata. La realidad es que la inteligencia artificial no necesita de un cuerpo robótico, esto se traduce a que la implementación de la misma será más parecido a un cuarto lleno de computadoras que a un robot que lave y doble la ropa.

69216450_ph3.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

4. La inteligencia artificial podrá “sentir”

El concepto de inteligencia artificial se centra en reproducir las capacidades cognitivas del cerebro humano; cómo razona, cómo incorpora y recuerda conocimientos y cómo resuelve problemas. La creencia general es que al lograr reproducir esto en una máquina la misma será capaz de sentir emociones humanas, como el nene robot que quiere a sus padres en Inteligencia Artificial, en realidad los procesos de la inteligencia y los procesos emocionales trabajan de formas distintas. Y en el hipotético caso de que un científico quiera desarrollar una inteligencia sensible, esto será muchísimo más complejo que una inteligencia racional, ya que el entendimiento que tenemos de las emociones es muchísimo más limitado, complejo y difícil de reproducir que el de los procesos cognitivos.

tnt-movies-terminator3-2-587x295

5. La inteligencia artificial dominará al mundo

La idea de robots asesinos y computadoras megalómanas que dominen la sociedad se remonta a clásicos de la literatura como la obra de Isaac Asimov y clásicos del cine como Odisea al Espacio, de Stanley Kubrick, con un sinfín de títulos en el medio como Terminator y Matrix. Recientemente, algunas de las mentes más brillantes del mundo, entre ellas Elon Musk y Stephen Hawking, se manifestaron a favor de la necesidad de desarrollar mecanismos de control para la inteligencia artificial antes de que la misma sea implementada. El error común es creer que esto se debe a que el desarrollo de la inteligencia artificial derivará en la llamada “Killer AI” (Los robots asesinos que vemos en las películas). La realidad detrás de esto está en la definición de “inteligencia”. En este caso, inteligencia significa “encontrar nuevas soluciones para problemas ya existentes”. Si un científico desarrolla una inteligencia artificial para, por ejemplo, calcular todos los dígitos de pi, no es coherente que el proceso de la misma derive en esclavizar a la humanidad. Sí lo es que el proceso derive en aprovechar al máximo todos los recursos y  que vea a los humanos como amenazas o impedimentos a su objetivo de computar cuantos dígitos de pi sea posible.

Aquí es donde los mecanismos de control se hacen fundamentales; es necesario reconocer que la cualidad exponencial de la inteligencia artificial excede a los seres humanos y es necesario establecer sus objetivos en la misma línea que los objetivos de la humanidad. Como dijo Elon Musk, CEO de Tesla Motors y SpaceX, es necesario asegurar que la inteligencia artificial sea implementada con controles robustos (alineados al interés humano) y efectivos (que el humano tenga el control en instancias definitivas).

Estos son sólo algunos de los muchos mitos populares sobre la inteligencia artificial. ¿Tenés algo para agregar al tema? ¡Sumate a la conversación en los comentarios!

Compartir