Acortar la brecha entre la vida real y la vida que mostramos en las redes sociales. Esa es la simple premisa con la que Casey Neistatreconocido cineasta viral y youtuber, define a Beme.

screen-shot-2015-07-28-at-11-25-11-am1

Técnicamente, Beme no es muy distinto a Snapchat o Periscope: es una plataforma para compartir fotos y videos fugaces, que no pueden ser almacenados. La diferencia práctica con otras aplicaciones es que Beme no permite revisar el contenido que se publica antes, durante ni después de ser publicado. Una vez público, el contenido sólo puede ser visto una vez y se pierde para siempre. Además, la idea es que quién publique contenidos en la aplicación ni siquiera mire la pantalla al hacerlo. De esta forma se busca brindar una experiencia compartida más auténtica: sin filtros ni edición alguna, sin likes, favoritos, retweets ni repins y sin tener una pantalla en el medio.

Mirá el video explicativo:

[youtube width=”650″ height=”410″ video_id=”mixsze6uJPg”]

Por el momento sólo disponible en dispositivos Apple, la mecánica de Beme es simple: en vez de presionar la pantalla para grabar, el usuario tiene que obstruir el sensor de proximidad del teléfono para empezar a transmitir. Mientras se está grabando, la pantalla se oscurece y el usuario no puede revisar ni editar el contenido publicado. Al terminar de grabar, el contenido se publica instantáneamente. Para ver el contenido de otros usuarios se utiliza una interfaz similar a la de Snapchat pero mucho más simple; la única forma de responder o comentar sobre un video es tocando la pantalla mientras éste se reproduce, lo que genera una foto instantánea con la cámara frontal que se comparte a la pantalla del dueño del video.

4-7_screenshot_only_3_720

 A una semana de su lanzamiento, más de un millón cien mil videos y dos millones cuatrocientas mil fotos fueron compartidas a través de Beme. En total suma más de 50 días de contenido en tan solo ocho días. En sus etapas iniciales, la app funciona como invitation-only  dónde los usuarios pueden descargarla y reservar su nombre de usuario pero para empezar a ver y compartir contenido tienen que acceder a un código generado por alguien que ya tenga la app activa.

Beme se define a sí misma como la forma más auténtica de compartir contenido en video. Sólo el tiempo dirá si podrá cumplir con la promesa o si pasará desapercibida en un mercado lleno de competidores. Pueden descargar Beme desde el AppStore siguiendo este link.

Fuente de imagen.

Compartir