Knewton es una plataforma web que desde 2008 se dedica a generar tecnología para editores de contenido educativo. Gracias a Knewton, las organizaciones que generan contenido pueden darle un formato interactivo y un soporte digital para adaptarse mejor a las necesidades de cada estudiante. El modelo y la tecnología de la compañía le garantizaron el éxito: con clientes en más de 20 países y más de 10 millones de estudiantes como base de usuarios a nivel global.

Ahora Knewton parece estar llevando este modelo de negocios a una nueva etapa: haciendo que sus herramientas de contenido y su plataforma de interacción sean accesibles para cualquiera de forma gratuita. El propósito detrás de esta maniobra altruista es ofrecer a profesores y alumnos por igual la posibilidad de generar y disponer del contenido y la plataforma, para personalizar su educación y maximizar su aprendizaje.

Mirá el video explicativo:

[youtube width=”650″ height=”410″ video_id=”IjJDH_WeREQ”]

Lo innovador de la plataforma es que ofrece un modelo de educación adaptable y predictivo. Veamos un ejemplo;

Un profesor de matemática está preparando el contenido para enseñar una unidad sobre funciones lineales a sus alumnos. Tradicionalmente, debe encontrar o generar su propio contenido, copiarlo por la cantidad de alumnos que tenga y presentarlo y explicarlo frente a ellos de manera gradual, progresando desde las nociones básicas e introductorias hasta lo más elaborado y ejercicios completos.

La ventaja de Knewton es que ahora el profesor simplemente debe generar una comunidad en la plataforma e instruir a sus estudiantes de acceder a la unidad que corresponde al tema, cada alumno accede a una instancia de evaluación inicial en la que el sistema determina su nivel de aprendizaje y conocimiento sobre el tema y le ofrece contenido personalizado en base a la etapa de conocimiento en la que se encuentra. Según el resultado de la prueba inicial se determina el contenido al que se accede y, luego de terminar con ese contenido, se vuelve a evaluar el tema para determinar si el alumno puede pasar a la siguiente etapa o accede a contenido ligeramente más fácil de comprender, para reforzar lo aprendido y asegurarse de que el alumno haya aprendido efectivamente.

Es decir que si un alumno ya sabe sobre funciones lineales y no necesita repasar lo básico, Knewton le da acceso a contenido más avanzado que pueda ayudarlo a seguir aprendiendo y a llevar más allá su conocimiento. Si otro estudiante tiene problemas con el tema y no parece avanzar más allá de los niveles iniciales, la plataforma automáticamente le presenta contenido más simple y didáctico; desde videos instructivos y juegos hasta ejercicios guíados paso a paso, después de cada pieza de contenido la plataforma vuelve a evaluar al alumno para determinar en qué etapa se encuentra y así brindarle la pieza más adecuada a continuación.

Knewton es una plataforma interactiva y personalizada que se nutre mientras más se utiliza. Mientras más ejercicios complete un alumno, la plataforma lo conoce mejor y puede determinar el contenido más efectivo para ayudarlo a seguir aprendiendo y creciendo.

El modelo de negocios de la compañía se centra en brindarle estas opciones de manera gratuita a las escuelas, una vez que docentes, alumnos y padres comprueban las ventajas del servicio, la versión paga del mismo le permite a cada profesor generar su propio plan de estudios, con su contenido predilecto y en los formatos que prefiera. Con un formato freemium, Knewton apunta a posicionarse como un referente en sistemas educativos.

Fuente de imagen.

Compartir