Swipecast es la última aplicación en sumarse a la que tal vez sea una de las tendencias más importantes de los últimos años: la uberización de los modelos de negocios (también conocida como sharing economy). Esta marcada tendencia de hacer coincidir la demanda y la oferta de una industria mediante una plataforma tecnológica comenzó con Uber y Airbnb y fue impregnando cada vez más industrias. En este caso es la industria de la moda la que se ve alcanzada por este fenómeno.

dt.common.streams.StreamServer

La premisa de Swipecast es simple: como ya explicamos, hace coincidir la demanda y la oferta en un soporte tecnológico. El modelaje es una profesión difícil, dónde unos pocos agentes o scouts determinan el futuro de miles y miles de profesionales. En un proceso innecesariamente complejo que incluye llamadas abiertas, castings, pre-selecciones y traslados, una marca incurre en muchísimos gastos superfluos en el proceso que va desde elegir una modelo hasta llevarla a la sesión de fotos. Esta aplicación surge como respuesta a un negocio saturado.

Usando Swipecast, cada modelo tiene su perfil propio con información, fotos y disponibilidad y las marcas que están registradas (mediante un proceso riguroso de identificación, para garantizar la seguridad y la integridad de la app) pueden acceder a esos perfiles, consultar directamente con el/la modelo y hasta chatear para conocerse antes de decidir si quieren trabajar juntos. Lo interesante de la plataforma es que deja de lado a agentes y agencias, organizaciones que cumplían un rol de “facilitador” de talento para las marcas con una comisión bastante pronunciada. Swipecast cobra tan sólo un 10% de comisión, garantizando que tanto modelos como marcas obtengan una parte justa de la transacción.

1439391365-hbz-swipecast-embed

La aplicación utiliza un sistema de rating a dos vías: tanto el talento como el cliente es calificado después de cada trabajo y va formando su reputación, así cada parte sabe qué esperar de la otra.

Actualmente Swipecast sólo sirve para modelos, pero el objetivo de la compañía es extenderse por toda la industria de la moda: fotógrafos, vestuaristas, maquilladores, la idea es que la aplicación revolucione la industria aplicando el modelo de la sharing economy. 

Compartir