El Center for Innovation, Testing and Evaluation (CITE) es un complejo siendo construido en el desierto en Nuevo México (EE.UU.). Con un costo aproximado a los U$D 1.400 millones es una de las ciudades más caras del mundo. Lo increíble, más allá del precio de construirla, es la cantidad de personas que la habitará: cero.

[youtube width=”650″ height=”410″ video_id=”UfJ8t4bBkLQ”]

CITE está siendo construida como el primer centro urbano exclusivo para testeo y prototipado de nuevas tecnologías. Con un tamaño de 160 hectáreas, será una ciudad de prueba totalmente funcional a escala real. Con áreas urbanas, suburbanas, rurales y toda la infraestructura que eso implica, incluida una autopista. La ciudad estará cubierta de sensores y dispositivos de recolección de datos, para que los investigadores puedan realizar pruebas e implementaciones en ella y obtener datos concretos y reales.

20322_3_3

Básicamente, CITE es el laboratorio más grande del mundo. Es un ambiente artificial, representativo y controlado para realizar experimentos y medir su efecto en determinadas variables. La definición técnica sería land-lab, su propósito es brindar un espacio de testeo para todas aquellas tecnologías que no pueden ser probadas efectivamente en un centro urbano poblado. Drones, autos auto-tripulados, medios de transporte experimentales, todas las tecnologías que en el futuro esperamos ver implementadas en las grandes ciudades serán primero testeadas en CITE.

Scientific Ghost Town 1

Algunas de las tecnologías que serán testeadas en las primeras etapas de CITE incluyen: Sistemas de trasporte inteligente (STI), Fuentes de energía alternativa, Tecnologías de Smart Grid, Telecomunicaciones, Desarrollo de Recursos (Plantas de desalinización de agua y reciclado de residuos, por ejemplo) y Seguridad.

CITE es un proyecto de Pegasus Global Holding, una compañía privada, pero será abierta a una amplia gama de laboratorios públicos y privados, con el objetivo de facilitar y optimizar la forma en que se realizan experimentos en tecnologías urbanas y se miden los resultados.

La ciudad servirá como un núcleo para que trabajen juntos expertos de distintas áreas: desde el sector privado al público, para productos comerciales y avances a nivel social, CITE será la primera aproximación a una verdadera Smart City.

Compartir