Estoy sentado en mi casa conversando con dos amigos emprendedores. Ambos son argentinos, pero están dispersos por el mundo. Uno está en un bar de la gran vía de Madrid con su emprendimiento eCommerce. El otro, haciendo malabares para mantener sus negocios online mientras busca conexión wi-fi en Irán.

¿Por qué están en esos lugares? Por el mismo motivo que yo decidí volver hace pocos meses de Amsterdam. Buscamos éste estilo de vida. Emprender en tiempos de viaje. Yo nací en 1994 y a los pocos años de mi llegada al mundo apareció el boom de las “.com”. Nací con la tecnología a mi alcance. En mi adolescencia tenía cualquier información a un click de distancia.

¡Imaginate ese poder! Podía aprender lo que quisiera, cuando quisiera y sin moverme del lugar en el que me encontraba. Esto despertó mi curiosidad. Leía sobre países lejanos, los veía en fotos y alimentaba mis ganas de conocerlos. Fue clave darme cuenta rápido de lo que quería.

Llegué a la edad en que la sociedad nos dispone a trabajar. Pero por dentro pensaba:

— ¿Cómo hago para visitar todos esos lugares si tengo pocas horas al año para conocerlos?

La ecuación se tornaba difícil. Mi curiosidad -gestada en los años anteriores- me dispuso a investigar opciones paralelas. ¿Y si aprovechaba ésta revolución del Internet para lograr mi objetivo? ¿Y si podía trabajar online y viajar? Ese día hice un click y entendí lo que buscaba. Me dije a mi mismo:

— No quiero tener un trabajo que me limite a estar sentado en un espacio físico determinado. Quiero poder trabajar desde cualquier rincón del mundo con conexión wi-fi. Y todo empezó con un blog de viajes.

¿Y ahora cómo hago?

Comenzó un proceso de aprendizaje autodidacta. No conocía muchas maneras de aprender exactamente las cosas que necesitaba para afrontar mis proyectos online que no sea el “hackschooling”. A lo largo del proceso –que hoy día continúa- aprendí sobre marketing online, startups, eCommerce, y tantas otras temáticas que me hicieron poder lograr mi objetivo.

Para los interesados, escribí un e-book totalmente gratuito para que puedan entender como afronté todo éste proceso autodidacta. Lo titulé: “Aprendizaje lateral” y lo pueden descargar aquí.

El concepto “Escalabilidad” fue clave en mi proceso. Siempre tengo en mi cabeza que cada proyecto que creo debe tener la posibilidad de convertirse en algo escalable. ¿Qué significa éste término? Explicado de manera simple: nuestros costos no deben aumentar al ritmo de nuestros ingresos. En un gráfico quedaría de la siguiente manera:

 Escalabilidad

¿Qué ejemplo se me ocurre en cuanto a proyectos escalables?

Venta de e’Books: Los escribo una vez, los vendo online y mis costos de mantenimiento web son muy similares si vendo 1, 10 o 100.000 libros electrónicos por mes. Mis costos no aumentan de igual manera que mis ingresos.

Un eCommerce con formato dropshipping: Al no manejar stock propio, puedo vender 100 o 10.000 unidades en casi los mismos costos (ya que al no tener que fabricar el producto mis costos no aumentan en base a mis ingresos).

Aprovechar la tendencia mientras sucede

Soy parte de un grupo de nómadas digitales llamados La Comunidad Viajera que están dando vueltas al globo trabajando cada uno a su manera. Viajar y trabajar se puede. Más aún con las facilidades que tenemos hoy en día con Internet. En tres años conocí 17 países y más de 60 ciudades mientras me dedicaba a mis proyectos como el marketing online, mis libros electrónicos y ahora dos proyectos un tanto más ambiciosos: una plataforma online/mobile para conectar viajeros llamada Buddy4Trip que se encuentra en fase de búsqueda de capital, y un eCommerce para viajeros llamado Traveler’s Van que está a un mes del gran   lanzamiento.

El mundo cambia rápido. Y los más reacios al cambio van a perder la oportunidad de sentirse parte. Seguro conoces a alguien que ni siquiera tiene celular, que odia la tecnología. Para esa persona ya se vuelve casi imposible adaptarse al cambio: porque cuando nos acomodamos en el escalón, aparecen dos más por delante. El mundo cambia cada vez con mayor velocidad.

Federico Bongiorno es un emprendedor y blogger de 21 años que trabaja mientras recorre el mundo. Además, será uno de los speakers este 25 de Septiembre en el encuentro de Nómadas Digitales en la Universidad de Palermo, una jornada para intercambiar experiencias e ideas, ideal para aquellos que quieran conocer en profundidad las herramientas y habilidades necesarias para convertirse en un nómada digital.

Fuente de imagen.

Compartir