Este pasado fin de semana, gracias a los esfuerzos de La Universidad de La Punta y la Fundación de Investigación Social Argentino-Latinoamericana (FISAL), se presentó en San Luis Marc Randolph, co-fundador de Netflix y emprendedor de renombre mundial.

El más reciente en una serie de esfuerzos de la provincia de San Luis para cementar su rol como nodo de la innovación y el emprendedurismo en el país, la conferencia del co-fundador del servicio de streaming más utilizado en todo el mundo fue abierta al público y tuvo lugar en la Caja de los trebejos, en Potrero de Los Funes, San Luis.

A lo largo de su disertación, Randolph contó en detalle cómo fue el proceso de crear una de las compañías más exitosas del momento y compartió con la audiencia las herramientas indispensables con las que debería contar un emprendedor.

En una charla repleta de contenido inspirador e insights únicos al nacimiento de una de las compañías más innovadoras de la última década

1/ Tolerancia al riesgo

Tal vez el punto más pivotal de la charla, Randolph enfatizó en reiteradas ocasiones sobre la importancia de estar dispuestos a arriesgarse por algo en lo que creemos. Según él, la mejor forma de comprobar si un proyecto tendrá éxito es llevándolo a cabo. Incitó a la audiencia a dejar la incertidumbre de lado y arriesgarse por sus ideas y sus sueños.

2/ Una Idea

Todo emprendimiento surge de una idea, y según Marc Randolph, las ideas están en todos lados. Declaró “Estar al tanto de nuevas tecnologías, modelos de negocios actuales, y tendencias innovadoras es la forma más popular de generar ideas, pero la más exitosa es buscar el dolor. Ver a la realidad como algo imperfecto y pensar en qué se puede mejorar es la mejor forma de encontrar una buena idea.” Aclaró además que lo importante no es tener una buena idea, sino tener muchísimas ideas y ponerlas a prueba, de esa forma se decanta lo que puede funcionar y lo que no, y al pasar el tiempo podemos determinar cuál es una buena idea.

3/ Optimismo

La última herramienta que destacó Randolph fue la capacidad de creer en uno mismo y en su proyecto y no desanimarse cuando las cosas no salen como uno esperaba. Por eso se define a sí mismo como el peor inversor del mundo: porque cree que todas las ideas son ideas ganadoras. Poder creer que todo va a salir bien si seguimos trabajando y no bajar los brazos frente a la adversidad son características de un emprendedor exitoso. En su caso, Netflix fue su sexto emprendimiento, es decir que si se hubiera dado por vencido nunca hubiera llegado a la compañía que redefinió la forma en que consumimos entretenimiento.

Al terminar su presentación, se abrió un espacio de intercambio con el público donde se generó un ida y vuelta muy valioso; frente a las preguntas volvió a destacar la importancia de tomar riesgos y de animarse a emprender y además agregó que su mayor desafío y su éxito más grande fue poder mantener a su familia unida a la vez que dirigía una compañía.

Luego de la conferencia, en una rueda de prensa íntima con algunos periodistas, Marc Randolph remarcó el valor de este tipo de eventos y declaró lo mucho que valora el nivel de integración tecnológica de la provincia de San Luis. Destacó la ley que hace del acceso libre a internet como derecho humano y los esfuerzos constantes por lograr la inclusión digital como medidas que evidencian el liderazgo tecnológico de la región, a tal punto que llegó a compararla con Silicon Valley.

 

Compartir