Hace poco publicamos una nota centrada en las razones para participar de un hackaton. Expandiendo un poco sobre esta temática, nos propusimos explorar otro factor clave en la popularidad en constante crecimiento de este tipo de eventos; por qué las empresas eligen participar de ellos.

Desde el punto de vista de la organización, llevar adelante un hackaton no es tarea sencilla. Realizar un evento de este tipo implica un serio compromiso, no sólo hay una inversión económica de por medio sino que hay un proceso creativo y organizativo que no todas las compañías están preparadas a afrontar. Con eso en mente, analizamos los motivos detrás de la decisión de organizar este tipo de eventos.

Estas son las principales razones por las que cada vez más empresas se involucran y auspician hackatons:

Contacto directo con los jóvenes

En sus inicios, los hackatons eran exclusivos para desarrolladores. Hoy en día, la convocatoria se expande cada vez más: creativos, diseñadores, emprendedores, hay un desafío para cada perfil. La gran mayoría de estos eventos están pensados para que participen personas de entre 18 y 30 años. Ningún otro formato ofrece esta posibilidad de traccionar jóvenes talentosos y motivados.

Con una dinámica de trabajo poco tradicional, un ambiente descontracturado y la posibilidad de conocer gente y acceder a tecnologías innovadoras, los hackatons son una propuesta ideal para la empresa que quiere acercarse al público millennial en su hábitat natural.

Detectar talento

Siendo totalmente reduccionistas, un hackaton es, en pocas palabras, un lugar dónde las personas se encuentran para trabajar en un proyecto y crear algo nuevo. Con esta definición basica y demasiado resumida es fácil entender por qué cada vez son más las empresas que se acercan a estos eventos para hacer scouting.

El verdadero talento no se aprecia mirando un CV, se aprecia en acción. Es aquí donde los hackatons ofrecen la dinámica por excelencia; las compañías pueden acercarse a ver el talento trabajando y pueden identificar la creatividad, pro-actividad. capacidad de trabajo en equipo y todos esos skills que un currículum no puede transmitir.

Perspectiva millennial de la empresa

Este tipo de eventos brindan a las compañías la posibilidad de acercarse al público joven, trabajar junto a ellos y lograr que se empapen en su cultura empresarial y hasta se puede hacer que interactuen con un producto o servicio de la misma. En este tipo de espacios y con las dinámicas adaptables que ofrece un hackaton, muchas empresas aprovechan la oportunidad de lograr un uno a uno con el público y recibir insights a los que no podrían acceder de otra manera.

Más allá de estos tres puntos principales, el gran atractivo de los hackatons es que las compañías pueden adaptar el formato a sus necesidades. Desde la convocatoria a los perfiles, los desafíos y los paradigmas de trabajo, todas las variables son controlables cuando se está organizando un hackaton. Las posibilidades, y los beneficios, son enormes para una empresa que está dispuesta a involucrarse y comprometerse para brindar una experiencia disruptiva y divertida a sus participantes.

Con esto en mente, el 13 y 14 de noviembre tendrá lugar el Red Innova CAMP. Si te interesa la posibilidad de que tu compañía forme parte, escribinos a welcome@redinnova.com y enterate de los distintos formatos que podemos ofrecerte.

Fuente de imagen.

 

Compartir