Este 7 de febrero tendrá lugar uno de los eventos deportivos más importantes a nivel global: el Super-bowl 50. Únicamente superado en rating por la final de la Copa del Mundo, más de 100 millones de personas sintonizan cada año el partido final de la NFL.

En su edición número 50, se anticipa que el partido supere los 120 millones de espectadores, convirtiéndose en el partido de la NFL más visto de la historia. Más allá del espectáculo deportivo, gran parte de la expectativa en torno al Super-bowl se debe a los avisos. Año tras año anunciantes y agencias se preparan con meses de anticipación y millones de dólares en inversión para dejar una impresión duradera en la audiencia del super-bowl. Con un costo estimado de U$D 5.5 millones por 30 segundos de espacio, se estima que el Super-bowl 50 podría exceder los U$D 400.000 millones en recaudación por espacios publicitarios solamente. 

Sin contar los gastos de producción, un aviso en el Super-bowl tiene un costo por contacto de alrededor de 3 U$D. Si tenemos en cuenta la exposición, el word-of-mouth y las repercusiones en redes sociales, las ventajas de publicar un spot en el Super-bowl exceden con creces su costo.

Además de los avisos en sí, resulta muy interesante ver cómo anunciantes y agencias se preparan y conciben sus estrategias de cara al gran espectáculo. La incorporación de nuevas tecnologías y medios no-tradicionales resulta en una combinación ideal para el disfrute de los espectadores.

La oportunidad de colocarse en el centro de atención y brillar frente a una audiencia de volumen absolutamente masiva es una a la que tanto anunciantes como agencias no pueden resistirse.

El sitio AdAge compiló una lista completa de todos los anunciantes del Super-bowl 50

Fuente de imagen.