La definición oficial del producto que Sero Electric planea fabricar y comercializar en Argentina es “Un vehículo de ciudad de dos plazas”.

Construido con fibra sobre un chasis de aluminio, el Sero pesa un total de 340 kilogramos. Propulsado por baterías AGM de 450 kilovatios, tiene una velocidad máxima de 45 km/h y una autonomía total de 65 kilómetros.

Sero 2

Las ventajas más llamativas del Sero son la producción local, lo que influye directamente en el costo, y el diseño pensado para la ciudad. Inspirado en varios modelos que ya circulan en Europa, este vehículo apunta a ofrecer una alternativa limpia, segura y barata para la circulación en grandes centros urbanos.

Pendiente una actualización de la ley de patentes, el Sero podría ser patentado como un automotor y autorizado para circular en la ciudad antes de 2017 (actualmente cae en la categoría de ciclomotor de hasta 50cc y sólo puede circular en calles privadas como countries, campus de universidades, campos de golf, etc.)

Lejos de ser un Tesla, la producción y comercialización de un auto eléctrico en Argentina es un paso en la dirección correcta, nos acerca cada vez más a lograr ciudades verdes y medios de transporte ecológicos.

Fuente de imagen.