A lo largo de los próximos cinco años, la ciudad de Nueva York incorporará más de 2.000 autobuses último modelo a su flota de transporte público.

Según un anuncio oficial del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, las nuevas unidades contarán con wi-fi gratuito, cargadores USB y displays digitales de información.

Además de modernizar el 40% de los vehículos a disposición de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), la idea de esta inversión de aproximadamente $1.3 mil millones de dólares apunta a maximizar la conectividad en la ciudad de Nueva York.

MTA_WIFIMobile_Bus_Transportation_Event_hero2

Estas nuevas unidades tienen dos ventajas clave; además de ofrecer una mejor experiencia a los millones de pasajeros que los utilizan diariamente, la MTA puede aprovechar esta nueva conectividad para recopilar información más precisa sobre el tránsito de la ciudad y la forma en que los usuarios interactúan con el transporte público.

Este tipo de iniciativas son cada vez más comunes en todo el mundo, dónde vemos que los grandes centros urbanos buscan convertirse en ciudades cada vez más inteligentes.

Probablemente falten un par de años para que esta tecnología llegue al 152, pero soñar no cuesta nada.

Fuente de imagen.